martes 18/1/22
La Junta de Gobierno municipal aprueba una inversión de 387.000 euros en los dos proyectos LA FRAGUA DE FURIL

Ponferrada ampliará la Ciudad Deportiva con una pista de skate y otras dos de tenis Un verano lírico

El alcalde anuncia que las obras se licitarán «de inmediato» una vez aprobadas
La Ciudad Deportiva del Toralín contará en los próximos meses con su primera pista de skate board y con dos nuevas pistas de tenis, según anunció ayer el alcalde de Ponferrada, Carlos López Riesco. La Junta de Gobierno municipal aprobó la inversión de 254.000 euros en dotar a la zona deportiva de la ciudad con las dos pistas para practicar el tenis y por primera vez con una de skate board, que tendrá un coste de algo más de 133.000 euros. El equipo de gobierno ha consultado con técnicos y con jóvenes aficionados al skate board para que la ciudad cuente con una infraestructura que reúna las condiciones adecuadas para practicar uno de los deportes favoritos de los adolescentes. La instalación se levantarán en los terrenos situados entre el estado de atletismo Colomán Trabado y los edificios de viviendas de la avenida de La Libertad. Ambos proyectos están incluidos en el plan director que regula la ampliación de la Ciudad Deportiva del Toralín y según Riesco su licitación «será inmediata», una vez aprobados por los órganos de gobierno municipales. El Ayuntamiento pretende construir además unas piscinas de verano entre el pabellón y las piscinas climatizadas. El plan director contempla dotar a la zona con hasta ocho pistas de tenis, dos de ellas cubiertas, pistas de padel, una de ellas con gradas, además cubrir la grada del estadio de atletismo, una actuación pendiente desde hace años, que con ocho calles en lugar de seis podrá ser utilizado para disputar competiciones de carácter nacional. Los planes del equipo de gobierno para la Ciudad Deportiva, presentados por el alcalde y el concejal de Deportes en febrero pasado, deberían ser una realidad en tramo central del actual mandato municipal. La inversión total para completar las instalaciones rondaría los seis millones de euros. EL VERANO es, por definición, la estación más lírica del año, la que suena más y mejor, la «estación total» porque «tiene un tiempo más grande¿ y la duración de sus días es como un amago de eternidad», escribió Umbral, que nos dejó el pasado verano, mientras uno recorría el sur marroquí. Este verano también ha dado mucho de sí, aunque no haya hecho grandes ni largos viajes al final de la noche, en busca de exotismos y emociones intensas, pues todo viaje, si lo es de verdad, entraña movimiento y emoción, motion and emotion , que diría un angloparlante. Y si no que se le pregunten al taxista a quien descerrajaron un tiro en Las Ventas de Albares, o bien que se lo digan a los muertos que tuvieron la mala pata de subirse, en Barajas a un avión trucado o algo así. A veces uno se pregunta si no sería mejor quedarse en casa, a la sombra de un manzano, o bien en compañía de amigos, en el huerto epicúreo de la templanza, en vez de largarse a Murcia, bajo un calor infernal y soporífero, que te hace bajar la guardia, instante preciso que aprovecha algún hijo de la chingada para mangarte una cámara Yashica, repleta de historia. No son necesarios los viajes físicos para sentir el mundo, sino sólo viajes alucinantes al magma de la mente, pero este misticismo, aderezado por la psicodelia lo dejaremos para otro ratín, cuando volvamos a escuchar a Jim Morrison, o a su doble en concierto, como el pasado verano en Ponferrada. A quienes escuchamos este finde fue a los imitadores de los Purple y los Stones en los míticos conciertos del Jurassic Rock, que este año adelantaron, quizá porque las tintas encineras andan cargadas con tanto centenario, visible el número 100 en la trompa del Pajariel, lo que nos hace rememorar una peli de culto, Drowning by numbers , cuya banda sonora compuso Nyman. El Pajariel, visto desde la distancia siempre me ha parecido un elefante dormido. El lirismo estival nos pilló de lleno en Villafranca hace unos días, donde se reunieron algunos de los mejores poetas y músicos del panorama nacional. Allí estaban, con la batuta alzada, Gamoneda, el maestro Pereira y Mestre, entre la noble corte de poetas, y Halffter y Tomás Marco, entre otros, como músicos con don de la palabra. Mestre es a buen seguro el mejor declamador de cuantos haya escuchado, y su pensamiento-palabra resulta revelador, algo que tanto necesitamos en este mundo hecho a medida de los poderosos, que seguirán aplastando, con sus botas de felino ególatra, las cabecitas de quienes sólo aspiran a asomar su cráneo pelado y cadavérico.

Ponferrada ampliará la Ciudad Deportiva con una pista de skate y otras dos de tenis Un...
Comentarios