miércoles 3/3/21
Laboral

Ponferrada aprueba el convenio con reparos de la oposición por el coste

Intervención dice que hay medidas no conformes al principio de buena gestión financiera
La mayoría de los concejales participó en la sesión plenaria de manera telemática. ANA F. BARREDO

El Pleno del Ayuntamiento de Ponferrada aprobó, ayer, el acuerdo marco y el convenio colectivo que regularán las condiciones de trabajo del personal funcionario hasta 2024. Lo hizo con los votos a favor del tripartito (PSOE, Podemos y Coalición por el Bierzo) y el PRB; y con la abstención de PP, USE y Ciudadanos. Estos tres grupos de la oposición tiraron del informe de Intervención para poner de relieve determinadas medidas que —afirmaron— pueden comprometer la estabilidad presupuestaria del Ayuntamiento a medio plazo.

La más crítica fue la portavoz de Ciudadanos, Ruth Morales, en relación al establecimiento de un complemento salarial del 100% para los casos de baja por enfermedad o accidente y la productividad generalizada para combatir el absentismo laboral. La primera costará a las arcas municipales 53.000 euros al año. La segunda, 439.000 euros anuales cuando el convenio se aplique totalmente. Serán más de 1,45 millones de euros durante los cuatro años de vigencia del convenio.

«Estamos inmersos en una crisis económica sin precedentes y tiene difícil justificación que se pretenda incrementar el gasto y que para garantizar que se venga a trabajar todos los días se cargue en el bolsillo de los ponferradinos esa cantidad», consideró Ruth Morales, que quiso dejar clara su postura respecto a los trabajadores, pero también las dudas sobre la estabilidad presupuestaria que genera el nuevo convenio. «Partimos del principio de que los trabajadores tienen unos derechos inalienables, pero no se pueden llegar a acuerdo sin pensar en la estabilidad presupuestaria», dijo. Fue entonces cuando aludió directamente al punto séptimo del informe de Intervención que pone ciertos reparos.

¿Qué medidas?
La polémica se abrió en torno al complemento del 100% en caso de baja y al que combate el absentismo

«En relación con el establecimiento del complemento salarial del 100% para los casos de baja por enfermedad o accidente y la productividad generalizada para combatir el absentismo regulada en el artículo 48.7, se entiende que no resultan conformes al principio de buena gestión financiera. Por un lado, con la primera medida puede incentivarse el absentismo con costes para el Ayuntamiento y, de no establecerse, resultaría ventajoso tanto en términos económicos como de disminución del absentismo. Por otro, con el reconocimiento de un complemento de productividad con una cantidad mensual por no ausencia del trabajo, además de producirse una desnaturalización del concepto de productividad, los objetivos que se pretende conseguir se podrían alcanzar sin establecer el complemento salarial y sin costes para el Ayuntamiento», detalla el informe redactado por la interventora municipal.

También el portavoz del PP, Marco Morala, aseguró que lo recogido en el informe de Intervención ha sido lo que ha motivado su abstención. Y la concejala de USE Bierzo, Cristina López Voces, llevó la riendas de la portavocía de su grupo y se pronunció en la misma línea, asegurando que «el único punto de preocupación» es que haya dinero» más allá de 2021, «cuando ya no estará vigente el plan económico y social aprobado para superar la crisis del coronavirus», para hacer frente al coste que supone el nuevo convenio. Según recoge el informe de Intervención será de 711.440 euros al año cuando el convenio se aplique en su totalidad.

«Estamos a favor de que el convenio y el acuerdo marco se aprueben. Es algo totalmente necesario. Pero hay que tener cuidado a la hora de poner, negro sobre blanco, cuáles son las consecuencias de lo que en este momento se está firmando y que la estabilidad presupuestaria no se vea perjudicada», afirmó la edil de USE, preguntando «cómo se va a encajar en los presupuestos venideros la firma de estos acuerdos».

Menos dudas tiene el tripartito. Tanto el PSOE, como Podemos y CB manifestaron ayer su plena satisfacción porque el convenio y el acuerdo marco hayan salido adelante después de ocho años de bloqueo con el respaldo unánime de los sindicatos. «Es fruto del diálogo y la negociación», apuntó la portavoz de Podemos, Lorena González. «Un acuerdo trabajado y altamente deseado», añadió el bercianista Iván Alonso. Ambos criticaron a la oposición por «hacer demagogia» con el incremento de costes que suponen algunas medidas. En total, 26 mejoras económicas, sociales y de promoción para todos los trabajadores que «redundará en un mejor servicio a todos los ciudadanos. Si votan en contra, estarán oponiéndose a todos los trabajadores», defendió el concejal de Personal, José Antonio Cartón.

El PRB aprovechó su intervención para hacer hincapié en la situación del personal que trabaja fines de semana, festivos y con jornadas partidas, pidiendo para ellos mejoras en la retribución. Sobre ello, Cartón aclaró que estará contemplado en la nueva Relación de Puestos de Trabajo (RPT) que se está elaborando y que pretende tener lista en dos meses. «La jornada partida y la festividad son conceptos que no entran dentro del convenio, sino que se verán reconocidos dentro de la RPT», especificó José Antonio Cartón.

Ponferrada aprueba el convenio con reparos de la oposición por el coste
Comentarios