viernes. 09.12.2022
   
 ICAL

“La Villa de Ponferrada hace voto y juramento a Nuestro Señor Dios de guardar perpetuamente la Fiesta de San Roque”. Es el compromiso adquirido en 1578 y reafirmado en 1600 como agradecimiento por la supuesta intercesión del santo para terminar con la peste que asoló la ciudad en 1576 y que no evitó, no obstante, que la epidemia regresase en 1599, recuerdan fuentes municipales.

El Ayuntamiento renovó hoy ese voto cumpliendo con la tradición y trasladando en procesión la imagen del santo desde la iglesia de San Pedro a la basílica de La Encina, que acogió una misa de acción de gracias, antes de retornarla a su lugar habitual y repartir las primeras uvas de la cosecha.

Ponferrada cumple con el tradicional Voto de Villa a San Roque