sábado. 04.02.2023
El pabellón ha funcionado como taquilla y tienda para los visitantes del Castillo.

El Ayuntamiento de Ponferrada «está obligado» a desmontar el pabellón de madera que ocupa un rincón del patio interior del Castillo, y que hace las veces de tienda, taquilla y centro de recepción de visitantes, una vez que el 31 de diciembre expiró la prórroga concedida en su día por la Comisión Territorial de Patrimonio de la Junta de Castilla y León. Así lo confirmaron fuentes de la administración autonómica, que recordaron la importancia de los restos arqueológicos de la Edad del Hierro —entre ellos un horno de barro— sobre los que se asienta una instalación que debía ser provisional.

La Comisión Territorial de Patrimonio no ha enviado estos días ningún aviso al Ayuntamiento para recordar al equipo de gobierno municipal que la prórroga de dos años concedida en 2013 para que el templete se mantuviera de forma provisional en el año del Mundial de Ciclismo estaba a punto de caducar, pero en los próximos días podría enviar algún escrito al Consistorio para que proceda al desmontaje si no cumple la decisión por iniciativa propia. La única prórroga que podría concederse a partir de ahora sólo abarcaría el tiempo necesario para retirar la instalación, que no está incluida dentro del Plan Director de la fortaleza de origen templario.

La Comisión Territorial de Patrimonio ya redujo en 2013 a dos años la prórroga de cinco años que había solicitado el equipo de gobierno de Carlos López Riesco. Ya entonces, en su resolución, de obligado cumplimiento, dejó claro que la prórroga no podría ampliarse más allá de los dos años previstos.

230.000 euros

El pabellón costó en su día 230.000 euros, incluidos 70.000 para su desmontaje, y al PP se le acusó de despilfarro por invertir esa cantidad de dinero en una instalación temporal.

Ponferrada deberá desmontar el pabellón del patio del Castillo
Comentarios