jueves. 07.07.2022

Tras la amenaza de huelga indefinida presentada por el comité de empresa del servicio de limpieza y recogida de basuras de Ponferrada, por considerar los pliegos de licitación del nuevo contrato dañinos para sus intereses; el alcalde, Olegario Ramón, abrió ayer una mesa de diálogo que los sindicatos aplauden. Así, aunque la convocatoria de huelga sigue sobre esa mesa, el presidente del comité, Javier Gómez, consideró que se ha dado un paso adelante. «Se queda corto en lo que nos ha propuesto, pero es un inicio. Nadie quiere una huelga y seguiremos negociando», dijo.

El alcalde propuso a los trabajadores incluir una cláusula en los pliegos de condiciones «para darles garantías de que sus derechos se van a respetar», para que las posibles adjudicatarias acojan los derechos adquiridos mediante un convenio de empresa propio, pero también los aprobados en pleno por la Corporación.

Lo que no consiguieron los trabajadores, como pretendían, es que la nueva contratación se basara en el convenio de empresa y no en el provincial, que es al que se remite y al que —aseguró Ramón— estarán sometidos los nuevos empleados.

Tampoco cedió el regidor de la capital berciana en sacara licitación el contrato conjunto y no en dos lotes diferenciados. Insistió en que legalmente es necesario separarlo. Las negociaciones continuarán la próxima semana, una vez que el comité de empresa presente en asamblea esta propuesta.

Ponferrada esquiva la huelga en la basura y propone una cláusula que asegure la plantilla
Comentarios