jueves 2/12/21
Centro de control de la energía hidráulica y térmica de Montearenas, donde hasta hace poco llevaban las eólicas de Endesa.

La producción de energía eólica de Endesa de toda España ha dejado de ser gestionada desde el centro de control ubicado en Montearenas (Ponferrada). Según pudo confirmar este periódico, desde el pasado 12 de octubre las más de 2.000 torres eólicas de aerogeneración diseminadas por los parques eólicos que Endesa tiene en la península han dejado de ser llevadas desde la unidad de producción y teleoperación del Bierzo para depender de Enel Green Power España, con sede en Madrid.

Enel, —acrónimo de la mayor empresa italiana del sector energético, Ente Nazionale per l’Energía eLettrica—, ha creado un sistema de control de teleoperaciones propio y exclusivo para llevar el área de las energías renovables en el edificio que tienen en el número 60 de la madrileña calle Ribera de Loira.

Se da la circunstancia que a principios del 2006 Endesa —empresa que fue eminentemente española y nacida en Ponferrada— había decidido ubicar en Montearenas el control de sus parques eólicos al incorporar los de la comunidad de Galicia, Aragón, Tarifa y otros de Andalucía. De aquella, el centro de control de Ponferrada administraba la teleoperación de la producción eléctrica de 872 aerogeneradores.

Es más, con la decisión de la eléctrica de emplazar en el Bierzo el control de sus parques eólicos se realizó una inversión a partir del 2006 superior a los dos millones de euros en sistemas de modernización de control informático y seguridad.

Al perder este mes el control de la gestión de la producción eólica, en la Unidad de Producción Hidráulica del Noroeste situada en el centro de Montearenas quedará el gobierno a distancia de la red eléctrica que producen las centrales térmicas de Compostilla II y la gallega de As Pontes. También seguirán llevando todo el equipo de generación eléctrica hidráulica que Endesa tiene en el Noroeste español. Son 23 presas y 40 grupos en las cuencas fluviales del Sil, Bibei-Jares (Orense-Zamora), Tera (Zamora), Eume (A Coruña), Navia (Lugo y Asturias) y Nansa (Cantabria).

El empleo. En la actualidad, el centro de control energético de Montearenas está atendido por doce personas, que trabajan durante 24 horas en turnos de dos personas. De momento la marcha del trozo eólico no ha afectado al empleo.

Ponferrada pierde en favor de Madrid el control de la energía eólica de Endesa