martes. 06.12.2022
                      Jerónima Blanco y su hijo. DL
Jerónima Blanco y su hijo. DL

El Ayuntamiento de Ponferrada instalará en los próximos días en Flores del Sil el monolito con una placa que servirá de homenaje a Jerónima Blanco y a su hijo Fernando Cabo, asesinados por la represión franquista en el verano de 1936. Jerónima Blanco, esposa del sindicalista huido Isaac Cabo, tenía 22 años y estaba embarazada en el momento en que la asesinaron junto a su hijo Fernando en las inmediaciones de su casa. Y será en el mismo lugar donde los mataron donde irá colocado el monolito de homenaje, adelantó ayer el alcalde de Ponferrada, Olegario Ramón.

A Jerónima Blanco ya le había dedicado una calle el Ayuntamiento de León en el año 2009, en un acto que contó con la asistencia de Pilar Blanco, hermana, y de Abel Arias, sobrino, arropados, entre otros por el poeta Antonio Gamoneda. En Ponferrada, que bajo mandato del PP desoyó las voces que pedían una calle para Jerónima Blanco, seguía pendiente un acto en su memoria y en la de sus hijos.

A la espera de la fecha definitiva del homenaje, el alcalde recordó que el Ayuntamiento también colocará en breve una segunda Estela de los Condenados, del escultor Amancio Fernández, en el Montearenas, similar a la que existe en el Museo del Bierzo y antigua cárcel. Ramón se mostró conmovido por el respeto con el que los ponferradinos, en especial los jóvenes, han recibido los nueve adoquines de víctimas bercianas del Holocausto.

Ponferrada prepara el monolito en memoria de Jerónima Blanco y su hijo
Comentarios