viernes. 27.01.2023

Aquella Ponferrada que bendecía los automóviles el día de San Cristóbal

La página de Facebook ‘Fotos Antiguas de Ponferrada y el Bierzo’, con 14.000 usuarios, recupera una imagen inédita de la Ciudad del Dólar
                      Bendición de un motocarro en la plazuela de San Pedro. FOTOS ANTIGUAS DE PONFERRADA. CORTESÍA DE CARMEN
Bendición de un motocarro en la plazuela de San Pedro. FOTOS ANTIGUAS DE PONFERRADA. CORTESÍA DE CARMEN

En tiempos de los arrieros, cuando todo se transportaba con animales de tiro, solía verse a la entrada de algunas ciudades la imagen de un gigantón, alto y fornido, con un Niño Jesús a hombros. Si el carretero que dejaba la población lo miraba, no correría ningún peligro durante el viaje. Así nació la tradición de San Cristóbal, aquel santo que portaba a Jesús porque le había ayudado a vadear un río caudaloso y que durante las primeras décadas de la motorización adornó, con la esperanza de que espantara los peligros del viaje por carretera, las cabinas de camiones, los turismos y las furgonetas de muchos conductores. Y así se extendió la costumbre de bendecir los automóviles cada 10 de julio.

Y un 10 de julio soleado de algún año de la década de los cincuenta o los sesenta, la fecha exacta es difícil de determinar, se tomó la imagen inédita de aquella Ponferrada que hoy llamamos Ciudad del Dólar que acaba de emerger en la página de uno de los mayores grupos de Facebook dedicados a rescatar la memoria de la urbe que creció a la sombra de la MSP; una imagen de la plazuela de San Pedro, cuando todavía no se había derribado la ermita que le daba nombre —y eso ocurrió entrada la década de los sesenta— donde se aprecia al entonces párroco de la iglesia, donde Matías bendiciendo el paso de una motocarro.

«Es una motocarro Iresa de Gaseoas Mateila», explica Carlos Rodríguez, uno de los administradores y fundadores del grupo ‘(nuevo) Fotos Antiguas de Ponferrada y del Bierzo’, que ya reúne a 14.000 usuarios de Facebook y que en once años de trayectoria ha recuperado y difundido entre los ponferradinos cerca de tres mil fotografías de su ciudad. Rodríguez, estima que al menos un diez por ciento de esas fotos, la mayoría en blanco y negro, escondidas en álbumes familiares, en cajones y desvanes, son inéditas, como la imagen de don Matías bendiciendo el motocarro, rodeado de monaguillos y con una grupo de niñas de falda blanca a su espalda.

Entre 1954 y 1970, cuando la fiesta de San Cristóbal que todavía celebra el gremio de los camioneros, estuvo en su esplendor, los conductores adornaban sus vehículos —y daba igual que fuera un motocarro como el de Gaseosas Mateila—para recibir las bendiciones de la iglesia y espantar los peligros de la carretera. El desfile de camiones, y vehículos de transporte, algunos engalanados con flores solía recorrer la céntrica avenida de la Puebla para pasar por delante de la vieja iglesia de San Pedro, derribada para levantar el actual edificio de Telefónica.

La imagen que Carlos Rodríguez —locutor del veterano programa de Radio Cima Terciopelo Azul y popular hostelero de la zona alta— ha compartido en redes se la ha cedido una usuario que solo quiere identificarse como Carmen y nunca había salido del álbum familiar. Se aprecian las construcciones de una planta que entonces jalonaban la plaza Real. El párroco y los monaguillos se encuentran en el lugar donde hoy se alza un kiosko de prensa, a la altura de la antigua panadería Facundo, y como suele suceder cuando aparece una imagen nueva, ha despertado la nostalgia de los usuarios de mayor edad, que han ayudado a acotar la fecha en la que se tomó.

Memoria popular

En un momento en que el Archivo Histórico Municipal está embarcado en la tarea de digitalizar todas esas imágenes, compartirlas en Facebook también es otra forma de que no se pierda y de que lleguen a un número creciente de usuarios.

«Es la historia de la gente popular la que recogemos», explica Carlos Rodríguez, que comparte la tarea de administrar la página de Facebook junto a otras siete personas, siete auténticos activistas de la memoria de una ciudad. «La gente mayor es la que guarda estas imágenes, por eso es importante que suban a los desvanes y se animen a compartirlas», añade.

Aquella Ponferrada que bendecía los automóviles el día de San Cristóbal