martes 10.12.2019
Urbanismo

Ponferrada recurre a la expropiación para reabrir el párking de la zona alta

El Ayuntamiento confía en llegar a un acuerdo sobre el precio en breve con los dueños
Una valla separa desde 2017 la zona particular de la pública en el aparcamiento de la calle Obispo Osmundo. L. DE LA MATA
Una valla separa desde 2017 la zona particular de la pública en el aparcamiento de la calle Obispo Osmundo. L. DE LA MATA

Ponferrada recuperará el próximo año el aparcamiento de un centenar de plazas en la calle Obispo Osmundo de la zona alta de la ciudad. Y lo hará expropiando el terreno. Así lo confirmó ayer el concejal de Urbanismo, Pedro Fernández, una vez que el Boletín Oficial de Castilla y León ya ha publicado la resolución de la Junta de Gobierno que da comienzo al proceso de expropiación forzosa de la parcela para dotar al entorno con los equipamientos que establece el Plan General de Ordenación Urbana. Fernández confiaba ayer en alcanzar un acuerdo sobre el precio de la expropiación en breve con los cuatro propietarios de las dos fincas registradas. «La expropiación forzosa es un trámite para localizar a los propietarios», aseguró Fernández, que considera el expediente abierto «necesario para incorporar el aparcamiento como bien municipal».


Ponferrada perdió hace dos años la mayor parte del espacio dedicado a aparcamiento en el solar situado en la calle Obispo Osmundo, después de que la propiedad y el equipo de gobierno anterior rompieran el acuerdo de cesión de los terrenos que databa de 2011. Los dueños, que habían tratado de dedicar el terreno a un uso particular, colocaron entonces una valla que tiempo después se amplió al comprobar que no se había medido bien la linde con la parte del aparcamiento de titularidad pública. El equipo de gobierno de Gloria Fernández Merayo terminó por abrir un nuevo aparcamiento público con otro centenar de plazas en las inmediaciones del Canal de Cornatel para paliar la pérdida de espacio gratuito de estacionamiento.

 

LEY DE URBANISMO

 

El Ayuntamiento se ha acogido ahora a la Ley de Urbanismo de Castilla y León para declarar los terrenos de utilidad pública y justificar la necesidad de su ocupación. Fernández aseguraba ayer que a corto plazo volverán a ser un aparcamiento, pero no descarta que en el futuro tengan otra función, sin dejar de ser equipamiento social. «Cabe otro uso como equipamiento», manifestó ayer.

Ponferrada recurre a la expropiación para reabrir el párking de la zona alta