viernes 06.12.2019
Otros asuntos

Ponferrada suavizará el malestar de la ORA con una tarjeta para trabajadores

El concejal está negociando con la adjudicataria otras fórmulas como la zona naranja.
Ponferrada suavizará el malestar de la ORA con una tarjeta para trabajadores

La ampliación de la zona azul en Ponferrada ha generado multitud de críticas entre los vecinos y entre los trabajadores del centro, que ahora tienen que pagar un tique, en el que deben introducir la matrícula del vehículo, para poder aparcar y estar pendientes de renovarlo para evitar la multa. El malestar ha sido tal, que ya se han registrado más de 750 firmas a través de una página de Internet que remite las quejas al equipo de gobierno.

El concejal de Seguridad Ciudadana y Movilidad, Aníbal Merayo, apuntó ayer que está estudiando con la empresa adjudicataria, Dornier, la posibilidad de implantar un sistema para los trabajadores de la zona centro de la ciudad o la posibilidad de crear una tarjeta que les facilite el aparcamiento a través de una cuota, como ya ocurre con los residentes. Otra de las alternativas que se baraja es la implantación de una zona naranja, en la que los coches tienen que pagar igual por estacionar y sacar el tique, aunque en este área de diferente color se amplía el número de horas que puede permanecer el coche y la duración del tique, que no tiene que ser renovado cada dos horas, como en el caso de la zona azul.

«Estamos mirando si hace falta una reforma del pliego o de la ordenanza», preciso Merayo, quien remarcó que el objetivo final de la ORA siempre será «educar al ciudadano para que aparque bien y cambiar la cultura del vehículo».

Irreversible la matrícula

Aníbal Merayo fue rotundo en cuanto a las críticas por la novedad de tener que introducir la matrícula del coche para asociarla al tique: «Eso es irreversible». Es más, recordó que este sistema «es el que se está implantando a nivel nacional» y además, «evita que se pase el tique de mano en mano, que no es muy legal». A mayores, «facilitará el trabajo del coche espía, que detectará rápidamente aquellos vehículos que no cumplan con el tique». «Es irreversible», volvió a sentenciar el edil.

Ante la críticas que también ha recibido el equipo de gobierno por la ampliación de la ORA, Merayo aseguro: «Es cierto que contribuimos con el anterior equipo de gobierno a la aprobación de la ORA, pero nosotros aportamos mejores condiciones. Esto se implantó hace once años y ahora parece que lo hemos hecho todo nosotros», se defendió el edil. En este sentido, recordó que «gracias» a sus negociaciones, las arcas municipales ingresarán 450.000 euros anuales de canon fijo más un 13% de canon variable de los ingresos anuales «que se dedicará a mejoras en la ciudad». De esta forma, salió al paso de las críticas vertidas por la ciudadanía y por los populares, que ahora están en la oposición.

Merayo restó importancia a la campaña en Internet de recogida de firmas. «Lo he leído, pero a mí no se ha dirigido nadie personalmente», comentó el concejal de Movilidad.

Ponferrada suavizará el malestar de la ORA con una tarjeta para trabajadores