sábado. 03.12.2022
PLENO EN EL AYUNTAMIENTO DE PONFERRADA | DEBATE ECONÓMICO

El PP aprueba el plan de ahorro de tres millones con la abstención de IAP y PSOE

Los populares defienden que su propuesta se basa en la contención del gasto.
Un momento del pleno celebrado ayer en Ponferrada, con la bancada de los populares.

El voto a favor de los doce ediles populares consiguió sacar ayer adelante en Ponferrada el plan de ajuste del equipo del alcalde, Carlos López Riesco. Su propuesta «basada en el ajuste por la vía del gasto» obtuvo el beneplácito gracias a la abstención de los concejales del PSOE e IAP, que suman trece miembros. El portavoz del PP, Reiner Cortés, remarcó durante su intervención plenaria que el plan «hace hincapié en el gasto y ahí se hará más esfuerzo, sobre todo para que no afecte a los servicios y a su calidad».

Un ahorro de tres millones de euros es la cantidad prevista para el primer año de este plan de ajuste en Ponferrada. Contención en el gasto en todas las áreas municipales, principalmente en limpieza y luz, será uno de los ejes fundamentales para lograr el objetivo, además de ajustes de horarios en la plantilla, aunque no se contemplan despidos, según explicó a principios de semana Cortés.

El portavoz del PSOE, Samuel Folgueral insistió en que el plan de ajuste impuesto por el Gobierno de Rajoy era un vehículo «para intervenir las administraciones públicas, que no deja margen para la acción política» y reclamó al equipo de Riesco que realizara una Relación de Puestos de Trabajo (RPT) «que es un marco legal obligatorio». El socialista acusó a los populares de «no haber hecho los deberes» y dijo que «los demanes y los desequilibrios» no los deberá pagar la ciudadanía. Folgueral exigió una optimización de la externalización de los servicios y del consumo energético y tachó de «irracional» el plan del Gobierno.

Desde IAP, Emilio Cubelos tachó de «poco riguroso» el trabajo presentado por los populares ya que aseguró que, entre otros puntos, «no contempla la deuda de pasivo contingente». El número dos de Independientes Agrupados por Ponferrada también advirtió de que el plan incumplirá el objetivo de la estabilidad presupuestaria.

Reiner Cortés reconoció la premura con la que han tenido que trabajar los ayuntamientos, aunque remarcó que ello no ha sido óbice «para que sea riguroso». El popular descartó llevar a cabo la RPT porque encorsetaría a los 400 trabajadores con los que cuenta el Ayuntamiento de Ponferrada y tener una plantilla rígida dificultará la versatilidad que permitirá mantener la calidad de los servicios. Carlos López Riesco recordó que Ponferrada no hubiera necesitado realizar un plan de ajuste si no hubiera subido un 40% la energía y no hubieran bajado los tributos y la construcción caído al 100%.

El PP aprueba el plan de ahorro de tres millones con la abstención de IAP y PSOE
Comentarios