lunes. 30.01.2023
Como secretario provincial del PP que es, Eduardo Fernández adelantó ayer que si el Consejo Comarcal y su presidente se pone manos a la obra para convencer a sus alcaldes socialistas, -como por ejemplo el de Cubillos del Sil, el de Camponaraya o el de Igüeña-, él, como responsable popular, haría lo propio con los regidores del Bierzo que se mostrasen reticentes a admitir la cesión de competencias desde las mancomunidades a la administración comarcal. «La única exigencia es que se presente un proyecto claro que mejore las actuales prestaciones que ofrecen las mancomunidades», puntualizó Fernández. El dinero, al final Una vez que todas las partes implicadas conozcan el plan de actuaciones administrativas, forma de gestión y demás; que los alcaldes hayan aceptado la autodisolución de las mancomunidades y pasar a depender de unos servicios gestionados por el Consejo; y todos de acuerdo, sería el momento en el que desde la Junta de Castilla y León se darían todas las bendiciones a la iniciativa. En este momento, al final de proceso, es cuando la Administración autonómica pondría los fondos necesarios para prestar ayuda a la causa. Sería financiación que llegaría a través del Fondo de Cooperación Local. Eduardo Fernández fue claro: «Nosotros ahora no podemos iniciar ese proceso, sí colaboraremos con él y al final sí que habrá ayuda inversora de la Junta», reseñó el cabeza visible de esta administración en la provincia.

El PP limaría las asperezas con sus alcaldes