martes 18/1/22

El portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Ponferrada, Marco Morala,

pide gastar una parte del dinero que se quiere destinar a lo que considera «un macroproyecto superfluo» como el anillo verde y el bosque urbano que pretende llevar a cabo el tripartito que encabeza Olegario Ramón, «a la conservación del patrimonio natural existente, y destinar otra parte a la reactivación del empleo». En un comunicado, Morala asegura que comparte el rechazo «de tantos ponferradinos» ante un proyecto «superfluo, poco sostenible, poco meditado, y artificial al máximo» como es el del anillo verde y bosque urbano.

«En el equipo de gobierno se levantan un día iluminados y piensan que en el mar de asfalto sin fin que es Ponferrada es imprescindible construir un anillo verde, como si fuera Madrid o Tokio. Ahora entendemos por qué son tan reacios a quitar maleza y mantener las zonas ajardinadas en mejor estado, es que quieren renaturalizar la naturaleza que nos rodea», ironiza Morala.

Según el portavoz de los populares, «es lo que tiene abandonarse a la apatía y a la dejadez: copiar proyectos de otros puede resultar un tanto ridículo en Ponferrada, cuando lo mismo se quiere poner un Ponferrada central por la altísima saturación de la contaminación en el centro, que inventarse un bosque verde como si los bosques y el verde no estuvieran al alcance de la mano».

«En lugar de imitar a otras ciudades que sí tienen esta necesidad —insiste—, mejor haría el alcalde en resolver los problemas reales que tiene nuestro municipio. Cuando se tiene tanto espacio natural disponible, gastar tantos recursos para esta ocurrencia es antiecológico y poco sostenible». En sus críticas, Morala también afirma que el alcalde y sus concejales «deben de ser los únicos ponferradinos que consideran que Ponferrada está disociada de su entorno natural, que es inmenso y una seña de identidad fundamental que diferencia nuestra ciudad de otros municipios en los que el proceso de urbanización ha dejado sin posibilidades de disfrute del entorno natural a los vecinos. No cuidan los bosques del término municipal, no cuidan las zonas ajardinadas de los pueblos, no cuidan los parques de la ciudad, y saltan con la ocurrencia de hacer un bosque urbano. Habrá ciudades que lo necesiten, pero seguro que todas ellas envidian el entorno natural de nuestro municipio», concluye.

El PP ve en el bosque urbano «un proyecto superfluo»
Comentarios