sábado 24/7/21

Aquel primer viaje desde Narayola a Madrid

Con su padre en aquel viaje. DL

El currículum de Luis Vázquez Martínez resume una larga trayectoria como científico y profesor en varios países y colaboraciones con agencias internacionales espaciales de medio mundo. De Estados Unidos a Rusia; de Finlandia a los Emiratos Árabes muy pronto.

El libro, explica este berciano enamorado de su tierra, que suspira por venir muy pronto —la pandemia le ha pillado en su casa del norte de Madrid—, es el resumen de diez años de investigación en el Instituto de Estudios Marcianos de la Universidad Completense de Madrid que él mismo creó. Un instituto que en este tiempo ha dirigido 15 tesis doctorales y un sinfín de trabajos conjuntos con otras instituciones y empresas nacionales e internacionales.

Luis Vázquez Martínez tiene una calle en Camponaraya, de la que se siente muy orgulloso, porque también Google Maps la sitúa en pleno Camino de Santiago, y participó como asesor en el fallido Parque Tecnológico del Bierzo que abanderaba el desaparecido alcalde Antonio Canedo.

Su madre, explica, era de Narayola y su padre de Villadepalos. Pese a que la vida le ha llevado por varios países, Luis Vázquez no olvida sus orígenes porque, según cuenta, su pasión por la ciencia y el espacio nacieron siendo un niño, en un viaje que hizo con su padre, jefe de estación, a Madrid, y que él aprovechó para visitar varios museos. De aquella visita guarda una de las fotos de su vida, con su padre en la Gran Vía.

Aquel primer viaje desde Narayola a Madrid