sábado 5/12/20

La producción caerá en torno a un 20% al cierre de campaña

Aunque la campaña de recogida de castañas continúa abierta en las zonas productoras más tardías, el director de la Mesa del Castaño del Bierzo, Pablo Linares, avanzó ayer que la producción caerá entre un 20% y un 30% por las condiciones climatológicas registradas durante el cuajado del fruto y también por efecto de la avispilla en las primeras zonas en las que se notó su presencia, en municipios como Oencia y Vega de Valcarce.

«No ha sido una campaña buena en cuanto a cantidad, porque hemos tenido una bajada de kilos con respecto a un año normal; pero, por contra, la calidad es muy buena», dijo Linares. En esa reducción de la producción, «la avispilla ha sido un factor, pero quizás no tan importante como la gente estima», aclaró. «Realmente, donde ha provocado un daño es en esas primeras zonas donde tuvimos avispilla. Ahí si ha empezado a tener su efecto, por desgracia. Perola en el global de la comarca, podemos decir que ha sido más un tema climatológico», añadió el director de la Mesa del Castaño.

En todo caso, la progresión de la avispilla es algo irremediable y los daños que ha provocado este año en algunas zonas, serán mayores en la próxima campaña. «Sabemos fehacientemente que el año que viene van a ser más. Esto avanza y de ahí la necesidad de seguir haciendo las sueltas de Torymus. Va a ser la única manera de poder mitigar un desastre debido a la avispilla», afirmó.

La producción caerá en torno a un 20% al cierre de campaña