lunes 23.09.2019

Prohibido el paso de la madera talada para evitar que destrocen los caminos

«Los pinos siempre nos habían dado mucho dinero, pero este año sólo nos dan problemas», aseguraba ayer el pedáneo de Fresnedo. Pendientes de que una buena helada en el mes de mayo frene la propagación de la enfermedad, a falta de presupuesto para fumigar, la Junta Vecinal tiene ahora otro contratiempo que solucionar. La decisión de talar y vender la madera adoptada por algunos propietarios particulares ha terminado por dejar intransitables los caminos vecinales después del paso de camiones cargados con más de treinta toneladas de madera.

La pedanía ya se ha puesto en contacto con la empresa que ha adquirido la madera para recordarles la ordenanza que prohibe el paso de vehículos de un tonelaje tan elevado y el concejo decidió el pasado fin de semana denunciar a la compañía si en un plazo de cuatro meses no deja los viales en la misma situación en la que estaban. «Primero les advertidos de que no podían pasar con esos camiones, pero nos dijeron que tenían que meter madera en la fábrica porque no podía parar. Al final les hemos prohibido el paso con la ordenanza», afirmó Ramiro Rodríguez.

A la pedanía no le vale con que la empresa quite las roderas. «Nos han dicho que los van a dejar transitables, pero queremos que los dejen como estaban. Les va a ser más caro arreglar los caminos que el beneficio de la venta de los pinos», advirtió.

Prohibido el paso de la madera talada para evitar que destrocen los caminos