domingo. 03.07.2022
Camino de Santiago

La Puerta del Perdón de Villafranca se abre para un peregrino italiano que sufrió una caída

Se lesionó una rodilla tras caer en la bajada de Foncebadón y no puede continuar el Camino
                      Los bomberos trabajaron con una autoescala. L. DE LA MATA
Los bomberos trabajaron con una autoescala. L. DE LA MATA

Con un privilegio concedido por bula papal comenzó una tradición secular que convierte a Villafranca del Bierzo en un lugar especial y único para los peregrinos que realizan el Camino de Santiago. Solo aquí, además de en Compostela, se puede obtener el Jubileo. Para ello es preciso atravesar la Puerta del Perdón del templo románico de Santiago. Y para que esta se abra hay que demostrar haber superado una distancia concreta del trazado jacobeo y estar impedido para seguir adelante. Pocas veces sucede lo dicho y ayer fue una de ellas. El peregrino italiano Riccardo Puelli logró las Indulgencias Plenarias a última hora de la tarde, después de varios días aguardando tal paso en el albergue Ave Fénix. Allí llegó tras pasar por el Hospital El Bierzo después de sufrir una caída en la bajada de Foncebadón.

Riccardo Puelli, de 72 años, viajó a España con el propósito de completar el Camino Francés entre León, de donde partió, y Santiago, a donde pretendía llegar; pero una caída truncó sus planes y acabó en Urgencias del centro asistencial berciano con un golpe en la cabeza y una lesión en la rodilla que le impide caminar, salvo que lo haga ayudado de dos bastones y un hombro en el que apoyarse. Así, sujetado por dos personas y visiblemente emocionado, fue como Riccardo Puelli superó el tramo de escaleras que separa la calzada de la Puerta del Perdón ante los ojos del párroco que acaba de golpear varias veces el portón con la palma de la mano para después abrirlo, no sin dificultad.

Pocos fueron los testigos de un hecho inusual que por eso es llamativo. El último en hacer lo propio fue, el pasado mes de octubre, otro peregrino español que tenía heridas de consideración en los pies, además de depresión, y estaba incapacitado para seguir caminando. Entre quienes acompañaron al peregrino italiano estaba el fotógrafo villafranquino Ramón Cela, que ha entablado una relación de cercanía con Riccardo Puelli durante su estancia en el albergue Ave Fénix, y también quienes se encargan de la gestión de este alojamiento.

Poca antes de que este milanés atravesara la Puerta del Perdón conversó con Diario de León y mostró abiertamente el parte médico que ya había entregado primero al párroco para demostrar que cumple el requisito de enfermedad o incapacidad que se le exige a quienes solicita cruzar la puerta más famosa de la iglesia de Santiago.

Ahora, Riccardo Puelli cogerá un autobús a Compostela y, desde allí, el primer avión que le pueda llevar de vuela a Milán. Hasta ayer no sabía muy bien como iba a hacerlo. Antes de viajar España ya reservó el vuelo de vuelta para el día 1 de junio, cuando si todo hubiera ido según lo previsto ya tendría que haber pisado la plaza del Obradoiro. Volverá con la pena de no haber completado el Camino, pero con la conciencia serena porque ha sido por una fuerza mayor sobradamente acreditada.

La Puerta del Perdón de Villafranca se abre para un peregrino italiano que sufrió una...
Comentarios