jueves 19/5/22
                      Material que utiliza una persona ostomizada. L. DE LA MATA
Material que utiliza una persona ostomizada. L. DE LA MATA
Mediante la cirugía de ostomía se crea una abertura artificial en el abdomen, llamada estoma, que permite derivar la salida de heces (ostomía digestiva) o de orina (ostomía urológica). Las primeras pueden ser colostomías (cuando lo que se aboca al abdomen es el colon o intestino grueso y las heces son sólidas) o ileostomías (cuando lo que se exterioriza es el intestino delgado y las heces son líquidas). Por su parte, las ostomías urológicas se dividen en urostomías (derivación de la orina al exterior sin pasar por la vejiga) y nefrostomías (colocación de una pequeña sonda o catéter flexible desde el riñón al exterior a través de la piel para drenar la orina). Dependiendo de cada caso, los estomas pueden ser reversibles o temporales y permanentes. Estas últimas se producen cuando se extirpa la zona del órgano de manera definitiva y no es posible reconstruir ni este ni el tránsito de manera funcional, según explica el propio Sacyl en al aula de pacientes de su página web (saludcastillayleon.es).

¿Qué es una ostomía?