miércoles. 17.08.2022

Vecinos de la calle Ancha de Ponferrada, a escasos metros del teatro Bergidum y la plaza del Ayuntamiento, están hartos de las peleas nocturnas y de no poder dormir por los gritos que se suceden a lo largo de la madrugada. La última, a las seis de la mañana de ayer viernes, cuando se desató una pelea y forcejeo entre varios jóvenes que a gritos la emprendieron a puñetazos y patadas, incluso cargando contra señalización pública.

Los vecinos de la calle Ancha de Ponferrada y el Paseo de San Antonio han mostrado de nuevo su hartazgo por los problemas de convivencia y civismo ciudadano que se dan prácticamente todas las noches. Las peleas y los gritos a altas horas de la madrugada impiden al vecindario conciliar el suelo. Y máxime, según explican, cuando debido a las últimas olas de calor se ven obligados a dormir con las ventanas de la habitación y sus viviendas abiertas a la calle.

El último incidente se produjo la madrugada del jueves al viernes. Faltaba un minuto para las seis, cuando de nuevo se reprodujo el incidente que este periódico publicó ayer en la web de diariodeleon.es y en el que se aprecia una parte en el video.

Un grupo de jóvenes se lían a gritos, puñetazos, empujones y peleas entre sí. Llega un momento que incluso uno de ellos la emprende a golpes contra una señal vertical de ceda el paso situada junto al ascensor público que comunica la parte alta de la ciudad con la avenida General Vives. Los vecinos cuentan que alertaron esta noche a la policía, pero sin éxito. Varios de los afectados aseguran a este periódico que están hartos de que no se respeten sus derechos a descansar tranquilos.

En los balcones

Algunos vecinos de viviendas cuyos ventanales dan a la calle Ancha salieron a los balcones en el momento de mayor alboroto de la pelea, ya casi amaneciendo. Hubo —según relatan— quien harto del jaleo llegó a increpar a los que la estaban liando a golpes, pero su reacción fue encararse con el vecindario.

Los problemas se suceden en esta zona de la calle Ancha en donde existe un local de ocio, en el que se han registrado ya incidentes. En septiembre del año pasado hubo problemas al encararse un vecino de la zona con responsables del establecimiento. La policía está al tanto de lo que sucede, dado que no han sido pocas las llamadas de quejas vecinales.

Quejas vecinales por peleas nocturnas cerca del consistorio de Ponferrada
Comentarios