domingo 19/9/21
Regadíos

Los regantes del Bierzo Bajo esperan el arranque de la modernización en 2022

La asamblea no abordó ayer el asunto a la espera de que avance la concentración parcelaria
La presidencia de la Comunidad de Regantes del Bierzo Bajo, ayer, en la reunión en la Sindical. DE LA MATA

Después de dos años sin celebrar Asamblea General debido a la pandemia —en 2020 se tuvo que suspender por el confinamiento—, la Comunidad de Regantes del Canal Bajo del Bierzo mantuvo ayer una reunión presencial en la que los socios aprobaron la prolongación de los presupuestos de 2019, que ascienden a 631.000 euros.

Fue el principal acuerdo de la reunión más importante que celebra cada ejercicio esta entidad compuesta por casi 6.800 comuneros, donde no se abordó el proyecto de modernización a la espera de que en los próximos meses se sienten las bases definitivas para su ejecución.

De momento, según explicó el presidente, José Luis Prada, en declaraciones a este periódico, desde marzo, dos técnicos trabajan en una oficina que se ha habilitado en Carracedelo para el tema más espinoso, la concentración parcelaria pendiente, que es obligada para ejecutar el proyecto. Además, en las próximas semanas se celebrará una reunión a tres bandas con la participación de la Comunidad, la Confederación Hidrográfica Miño-Sil y la Junta para evaluar el presupuesto, que podría ajustarse a la baja sobre los 42 millones previstos.

Concentración
Dos técnicos trabajan desde febrero en una oficina habilitada en Carracedelo

Si las cosas avanzan por buen camino, en 2022 se podrían presentar las primeras conclusiones, según Prada, de un proyecto clave para el desarrollo agroalimentario del Bierzo.

En lo que se refiere a la asamblea, la presidencia explicó que el mayor gasto de la Comunidad en este ejercicio irá a parar a las nóminas de sus 15 empleados y a diversas obras. También se informó de la deuda que mantienen un buen número de comuneros y que asciende a 292.000 euros. Se trata de una deuda histórica que en gran parte está en los juzgados aunque no se puede cobrar en todos casos porque las facturas no llegan a las cantidades mínimas, explicó Prada. Aunque viene de años atrás, cada año se incrementa en unos 30.000 euros, lo que no deja de ser un grave problema para los presupuestos

La asamblea también dio el visto bueno, con un voto en contra, al arrendamiento de 6.500 metros de la propiedad de Cantalobos, en Fuentesnuevas, por un periodo de 30 años, a una sociedad que tiene previsto construir una nave y un aparcamiento en la fachada de la avenida de Galicia. El importe del alquiler al mes es de 3.000 euros. En total, en las tres décadas que estará en alquiler, la Comunidad de Regantes del Bierzo Bajo recibirá 1.080.000 euros más lo que se incremente el IPC año a año.

Más de 42 millones
En los próximos meses está prevista una reunión con la Confederación y la Junta sobre el presupuesto

Según el presidente, José Luis Prada, la Comunidad ganará también con la urbanización que implica el proyecto, ya que esta parcela está al lado de una de las principales salidas de Ponferrada.

La Comunidad de Regantes del Bierzo Bajo riega 3.600 hectáreas en los municipios de Ponferrada, Camponaraya y Carracedelo y según se acordó ayer, el precio será el mismo, 173,73 euros por hectárea,

En el apartado de ruegos y preguntas, la directiva fue interpelada por varios comuneros. Entre las intervenciones destacó la que puso de manifiesto la precariedad en varios canales de riego y solicitó que se vayan corrigiendo de manera paulatina pese a las dificultades económicas con el fin de evitar que vayan a más.

Los regantes del Bierzo Bajo esperan el arranque de la modernización en 2022
Comentarios