lunes. 05.12.2022

Un réquiem de Halffter a 4 años

El compositor clásico y director de orquesta estrena en diciembre el primer paso, un Quirie por el aniversario del fallecimiento de Maita Caro Acaba de componer una obra para orquesta de cuerda.
Cristóbal Halffter, ayer en Ponferrada al presentar el III Festival de Música Contemporánea. L. DE LA MATA

manuel félix | ponferrada

A golpe vista, a sus 88 años, se le intuye débil; pero cuando se sienta y se pone a hablar, su fuerza y lucidez es arrolladora. Relata y encandila con la paz y el tesón de los sabios. El director de orquesta y compositor clásico, Cristóbal Halffter, desvelaba en Ponferrada que está preparando algo muy especial, que le toca de cerca el corazón y su propio espacio vital.

Halffter, como continuación del III Festival de Música Contemporánea de la capital berciana presentado ayer, estrenará el próximo el 18 de diciembre un Quirie eleison (invocación cantada que se hace a Dios, al principio de la misa) en la iglesia de Villafranca, coincidiendo con el aniversario del fallecimiento de su esposa, Marita Caro.

Ese mismo día de 2019, Haltter prevé estrenar Quirie eleison y un Gloria. Al año siguiente traerá un Quirie eleison, un Gloria y un Santus. «Y dentro de cuatro años se hará la misa de Réquiem completa, que a lo mejor será una misa de réquiem para ella y para mí; tengo 88 años y nunca se sabe lo que puede ocurrir ahora», manifestaba Halffter.

Comentaba que esa misa de réquiem «irá poco a poco». Y matiza: «Va poco a poco porque yo tengo muchas ganas de vivir; no quiero hacer una misa antes de tiempo».

La composición del Quirie para diciembre ya está terminado y lo interpretará el cuarteto del Conservatorio de Ponferrada y cuatro voces. «Lo que pone la partitura, que se está copiando en este momento, es que solamente se va a tocar en la iglesia de Villafranca. El primer tiempo, el segundo, el tercero y hasta cuatro años; y luego que quede como sitio de recuerdo a personas que han estado muy vinculadas a la cultura del Bierzo, al Bierzo, a sus habitantes y a la música», explica el compositor, quien exclamaba con cierta socarronería y sonrisa en los labios: «¡Esto de hacerse uno su propio réquiem, ..., bien; pero, se tiene que intentar! ¿no? Morir, tenemos que morir todos, pero alguno puede decir que ya podías guardarte la noticia, y aunque quede mucho tiempo, siempre es poco».

En la liturgia romana, el réquiem (descanso en latín), es también la misa de difuntos. Un canto interpretado antes del entierro o para conmemorar un recuerdo, como es el caso de su entrañable compañera, Marita Caro.

Halffter desvelaba que sigue trabajando. Acaba de terminar una obra de orquesta de cuerda, que se estrenará en la próxima temporada. «Creo que la orquesta que se ha formado en Ponferrada la podrá tocar en algún momento», dijo Halffter. Son cuatro piezas españolas para orquesta de cuerda en homenaje al «Gato de Schrödinger». Schrödinger fue uno de los creadores de la fórmula de la física cuántica. En este caso, tras la prueba del veneno con el gato, da lo mismo que el gato esté vivo o muerto, dado que las dos posibilidades sirven. «Pues eso es lo que he hecho con cuatro piezas españolas; unas sevillanas, que seguro que reconocen, pero no son unas sevillanas en las que yo he metido mano; Pueden ser las sevillanas del gato vivo, yo soy el gato muerto, da lo mismo; pero se hace una conjunción. Luego hay una melodía vasca, preciosa, que hago lo mismo. Se distingue, pero con una aportación. Después hay Fantasía de Mudarra, que la pruebo para gran orquesta y después Suspiros de España, que ya se conoce».

Todo esto que cuenta Halffter quiere que se plasme en el próximo Festival de Música Contemporánea de Ponferrada, dado que solo es para orquesta de cuerda. «Podíamos ver aquí cómo reacciona la gente ante la doble realidad de sevillana y yo, o gato vivo o gato muerto», concluye Haffter.

Un réquiem de Halffter a 4 años
Comentarios