miércoles 14/4/21
Protesta sobre ruedas

Los ‘riders’ que quieren ser autónomos

Una quincena de ruidosos repartidores a domicilio se manifiesta en Ponferrada para pedir al Ministerio de Trabajo que les deje trabajar sin contrato obligatorio con las plataformas digitales
Arturo Jiménez y Francisco Muñoz, ayer a punto de sumarse a la manifestación. L. DE LA MATA

Hace un año, Arturo Jiménez, de 39 años. y Francisco Muñoz, de 35, servían copas en un karaoke de la parte alta de Ponferrada. Como la pandemia se llevó la fiesta, la música y las copas, los dos comenzaron a trabajar como repartidores a tiempo parcial para Glovo y Uber Eat. Y el segundo montaba además su propia microempresa de comida rápida; Urban Food. Ellos elegían el horario en el que repartían, en moto o en coche, la comida a domicilio a través de las dos plataformas implantadas en todo el país y a final de mes obtenían unos ingresos suficientes, decían ayer, para sostener a una familia de tres hijos en un caso, y de dos en otros.

Pero todo eso se va acabar, advertían ayer, a punto de participar en la primera manifestación de autónomos de Ponferrada contra la llamada ‘Ley Rider’ con la que el Ministerio de Trabajo quiere obligar a las grandes plataformas digitales a contratar a sus repartidores y a no emplear a autónomos a tiempo parcial como ahora. Y están convencidos de las empresas contratarán a menos repartidores, durante menos horas y por tanto, por menos dinero a la semana.

«Somos mileuristas, pero con los cambios previstos (en la ley) no será ni la mitad de mil euros lo que cobraremos por veinte horas semanales», se quejaba Francisco Muñoz, con el casco en la cabeza y apunto de salir, literalmente, pitando en su moto desde el aparcamiento de la avenida de los Escritores —a los pies de uno de los restaurantes de comida rápida de la cadena McDonalds— hasta la plaza de Lazúrtegui, dentro de la comitiva de manifestantes sobre ruedas convocados por las organizaciones Repartidores Unidos y la llamada Asociación Profesional de Riders Autónomos (Apra) para protestar contra los planes del Ministerio de Trabajo.

Trabajo precario
«Somos mileuristas, pero con los cambios, no será ni la mitad lo que cobraremos»

Convocada en diez ciudades de toda España, la protesta de Ponferrada reunió a una quincena de repartidores que habitualmente trabajan con Glovo y Uber Eat. La mochila amarilla de la primera se paseó incluso atada sobre el tejado del automóvil del portavoz de los manifestantes, Rafael León, en una comitiva de siete coches y tres motocicletas escoltada por dos coches patrullas de la Policía Municipal. León no dejaba de repetir la consigna con la que las dos organizaciones han convocado la protesta nacional. «Ahora tenemos libertad de horario y fllexibilidad a la hora de escoger cuándo y cómo queremos trabajar», pero con la nueva ley, está seguro, «nadie va a venir a ofrecerte un contrato de ocho horas» al día. Como mucho, calcula, veinte horas a la semana. Y con eso no se llega a fin de mes.

Flexibilidad
«Ahora tenemos libertad de horario y flexibilidad para escoger cuándo y cómo queremos trabajar»

León, que también procede de la hostelería y como Francisco Muñoz y Arturo Jiménez lleva menos de un año trabajando como repartidor a domicilio, está seguro de que la ‘Ley Rider’, lejos de mejorar las condiciones laborales de los repartidores acabará con los 16 autónomos que hoy trabajan con Glovo y Uber Eat. León insistió en que las dos organizaciones convocantes quieren que la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, se siente hablar con los repartidores porque la nueva ley podría acabar con 25.000 de los 35.000 empleos autónomos que trabajan en el sector.

«Nos llaman falsos autónomos, pero no lo somos», se quejaba Arturo Jiménez, que ayer negaba que se pueda hablar de los repartidores como trabajadores precarios. E insiste en que ahora mismo, los ‘raiders’ no son trabajadores precarios, pero lo serán con la nueva normativa. «Queremos un al ey que no nos condene a la precariedad», era el eslogan de una marcha que discurrió sobre dos y cuatro ruedas, entre el pitido de los cláxones.


Un automóvil con la mochila de Glovo cerraba la marcha. LDM

Los ‘riders’ que quieren ser autónomos