martes 29/9/20

Una ruta para pregrinos e indigentes en la Edad Moderna

El artículo principal del número 17 de la revista Osmundo, que cumple dos décadas publicando estudios sobre el Camino de Santiago, lo firma el historiador José Antonio Balboa de Paz y es una continuidad del estudio sobre los peregrinos e indigentes de la ruta en la Edad Media de los que escribió la investigadora Goyita Cabero. Balboa continúa aquel estudio, ya descatalogado, y sigue el rastro de romeros y pobres en la Edad Moderna, un periodo menos estudiado a pesar de que es más cercano.

Durante la presentación de la revista —ayer en el Museo de la Radio y con la asistencia del concejal de Cultura, Santiago Macías, y del nuevo presidente de la asociación, Roger Morán, entre otros— José Antonio Balboa recordó que muchos indigentes se aferraron a la red asistencial de la ruta para sobrevivir, a pesar de realizar el Camino no era fácil. Algunos puentes como el del río Cúa en Cacabelos se derrumbaron en el siglo XVIII y no se reconstruyeron en medio siglo, lo que obligaba a los romeros a usar uno de madera más endeble.

La revista está dedicada al anterior presidente de la asociación, Domingo Sánchez, que murió el año pasado y al que el rector de La Encina, Antolín de Cela dedica un texto y a la hospitalera chilena Emi, también fallecido, e incluye una entrevista con la hospitalera y peregrina Lourdes Lluc.

Una ruta para pregrinos e indigentes en la Edad Moderna