domingo. 14.08.2022
gestión del agua EN EL BIERZO

San Andrés alerta sobre la presa de San Facundo al plan hidrológico

Presenta alegaciones por entender que «omite» la «gravedad» de sus irregularidades.
La presa de San Facundo, tras el desembalse de 2009. L. DE LA MATA

La pedanía de San Andrés de las Puentes, en el municipio de Torre del Bierzo, no está dispuesta a pasar por alto nada que tenga que ver con la situación irregular en la que se encuentra la presa de San Facundo, de donde capta agua el Ayuntamiento de Bembibre, y ha presentado alegaciones a la planificación hidrológica de la demarcación del Miño-Sil para los años 2021-2027 por enteder que el documento que guiará la protección del dominio público hidráulico y la satisfacción de la demanda de agua en los próximos ocho años «omite la problemática» que sufre el embalse, a pesar de estar clasificado por el Gobierno con la categoría de ‘gran presa’.

El pedáneo de San Andrés, José Luis de la Torre, que ha llegado a recurrir a Europa para cuestionar el uso de los fondos comunitarios invertidos en la traída de aguas desde Bárcena a Bembibre, que la Mancomunidad del Boeza utiliza de forma alternativa, insiste en sus alegaciones que la presa del Real o de San Facundo «deviene desde el fin de su construcción en 1987 en un total abandono por parte de su titular, el Ayuntamiento de Bembibre, mostrando este municipio una incapacidad absoluta para la gestión adecuada del embalse, no habiendo recibido ningún tipo de gestión técnica, lo que ha llevado a que esta se encuentre colmatada de barro en más de un 80 por ciento de barro, perdiendo su función de acopio de agua».

De la Torre advierte a la Dirección General del Agua que redacta el plan hidrológico de que Bembibre «no ha dispuesto de director técnico, ni de plan de emergencias ni normas de explotación, incumpliendo lo establecido en la normativa vigente para este tipo de infraestructuras». Y cita una orden de 1967 para el proyecto, construcción y explotación de grandes presas, un cuerdo del Consejo de Ministros de 1994 que aprobó la Directriz Básica de Planificación de Protección Civil ante el Riesgo de Inundaciones y otra orden de 1996 que aprobó el Reglamento Técnico de Seguridad de Presas y Embalses. El pedáneo de San Andrés avisa de que «de las referidas normas o plan de explotación y del plan de emergencia, hasta el presente momento no se ha ejecutado ningún tipo de obra ni se contiene en los presupuestos municipales de Bembibre para el presente ejercicio de 2019 partida alguna para la ejecución de dichas actuaciones».

El actual sistema de gestión vulnera la normativa europea del agua contenida en la directiva marco 2000/60/CE, continúa De la Torre en su escrito, en dos artículos. En primer lugar en el artículo numero cuatro, sobre la necesidad de «proteger, mejorar y regenerar todas las masas de agua superficial», porque la falta de gestión «ha permitido la degradación del medio natural por la acumulación de los lodos en el vaso del embalse» y ha derivado en desembalses que han causado «graves perjuicios»al medio piscícola» y en una falta de control del caudal ecológico en la época de estiaje con una captación «indiscriminada» por parte del Ayuntamiento de Bemibre. Y en segundo lugar, el artículo 11 porque «no existe ninguna medida destinada a preservar la calidad del agua, ni a controlar la captación de agua».

De la Torre considera «una omisión grave» no citar la invasión del cauce del arroyo del Real por las escombreras mineras y la falta de escalas de peces en una zona truchera, sin que la multa impuesta por la Confederación Hidrográfica del Miño Sil haya servido para solucionarlo.

CAPTACIÓN DE BÁRCENA

El pedáneo también asegura que el Ayuntamiento de Bembibre ha venido captando agua «en un punto no autorizado como es la propia presa, vulnerando con ello la concesión administrativa». De la Torre también critica la «dejadez» de la Mancomunidad por estaría «tomando caudal de forma abundante» del pantano de Bárcena «sin disponer de ningún tipo de autorización» porque la tramitación del expediente de concesión iniciada en 2009 no ha concluido. «Esta circunstancia no parece recogerse en el plan hidrológico a pesar de su gravedad», advierte.

El derribo de la presa está sobre la mesa de la Confederación Hidrográfica del Miño Sil.

San Andrés alerta sobre la presa de San Facundo al plan hidrológico
Comentarios