lunes 23/5/22
Economía

El sector forestal local mira de reojo a una fábrica gallega de 1.500 empleos

La portuguesa Altri invierte 800 M€ en Palas de Rei en una planta de fibra textil con fondos europeos
                      Movimiento de masa forestal en el Bierzo, para la planta que Forestalia tiene en el macropolígono del Bayo, en Cubillos del Sil. L. DE LA MATA
Movimiento de masa forestal en el Bierzo, para la planta que Forestalia tiene en el macropolígono del Bayo, en Cubillos del Sil. L. DE LA MATA

El sector forestal del Bierzo, que tiene en la planta de Forestalia situada en la zona del Bayo (Cubillos del Sil) sus esperanzas de crecimiento y futuro, mira desde esta semana de reojo a un ambicioso proyecto industrial anunciado anteayer en la vecina provincia de Lugo. La firma portuguesa Altri hizo pública una inversión de 800 millones de euros para construir en la localidad de Palas de Rei una planta de fibras textiles, vinculada al cierre del círculo industrial de la transformación de la madera como materia prima.

La planta generará, según los plantes avanzados por la empresa y respaldados por la Xunta y los fondos europeos Next Generation, 1.500 puestos de trabajo directos. Una cifra que se dispararía a los 2.500 empleos indirectos vinculados a la producción y transporte maderero.

Agua, suelo y fondos

El proyecto barajó 46 emplazamientos y el Bierzo cumplía con parte de los requisitos

Esta iniciativa industrial firme —que barajó con anterioridad 46 emplazamientos antes de elegir la vecina provincia gallega— consiste en utilizar la madera de los montes, (una masa forestal como la que puede producir el Bierzo), en la fabricación de celulosas líquidas y fibra textil. Se convertirá en la primera del país, por ser pionera en esta materia, y dicen sus promotores que la segunda de Europa.

En un momento en el que los fondos europeos Next Generation se ha dicho desde la Administración que vendrían a paliar problemas de calado económico en el Bierzo ante el cierre de las minas de carbón y las centrales térmicas sin previa alternativa, un proyecto industrial como el de la portuguesa Altri supondría el espaldarazo definitivo. De hecho, pesaron varios motivos para elegir la localidad lucense para el emplazamiento de esta planta que la comarca del Bierzo podía cumplir.

En primer lugar se necesitaban recursos hídricos importantes para abastecer diariamente a esta industria. Hacían falta 150 hectáreas de terreno libre industrial. Era necesaria una orografía favorable para su apertura. También tener cerca la materia prima; es decir, los montes y su masa forestal produciendo a pleno rendimiento. Y, de igual forma, era necesaria la proximidad de infraestructuras para el transporte.

En todos estos casos, el Bierzo reunía esas premisas, que permitirán ahora a una población pequeña como es Palas de Rei (de apenas 3.300 habitantes) multiplicar su censo con la previsión de los 1.500 puestos de trabajo directos. La iniciativa contempla una previsión de producción de 200.000 toneladas de fibra textil al año, con las preceptivas garantís de cumplimientos en materia medioambiental. Varios empresarios relacionados con la producción maderera lamentan que ahora otro proyecto de calado se escape del Bierzo, en un momento de prolongada recesión económica y con posibilidades de generar riqueza forestal.

El sector forestal local mira de reojo a una fábrica gallega de 1.500 empleos
Comentarios