miércoles. 06.07.2022
Mesa redonda

El sector turístico reclama unidad, mejora de las comunicaciones, un plan de acción comarcal y una escuela de hostelería para ser fuerte

Los participantes en la mesa redonda de análisis del turismo echan en falta mano de obra cualificada
mesa6
Mesa redonda 'El turismo como fórmula de éxito'. ANA F. BARREDO
Unidad, colaboración público-privada, mejora de las comunicaciones y la creación de una escuela de hostelería comarcal para crear profesionales realmente formados son los retos que los participantes en la mesa redonda 'El turismo como fórmula de éxito' han defendido para que este sea un sector realmente fuerte que tire de la economía del Bierzo o al menos de una parte importante de ella, porque todos coincidieron también en señalar que el desarrollo turístico debe ir de la mano de un plan de industrialización y, sobre todo, de la mejora de las comunicaciones. Porque las autovías no solo son necesarias para sacar la pizarra o atraer industrias, sino también para que lleguen los turistas.

El alcalde de Congosto, Jorge García Vega; la teniente de alcalde de Villafranca del Bierzo, María Luisa Blanco; la gerente de Prada A Tope Flor Bonet; y la técnica de Turismo del Ayuntamiento de Molinaseca, Silvia De Caso, fueron los encargados de analizar la situación de la comarca desde un punto de vista turístico en una mesa redonda moderada por el periodista Carlos Fidalgo.

Explotar el Bierzo como un todo es básico según los participantes en este debate. Cada oficina de turismo debe ser capaz de no informar únicamente sobre los recursos de un municipio concreto, sino de todo lo que ofrece el Bierzo en general. Así no solo se amplia el abanico de posibilidades, sino que se puede generar una necesidad la de volver para terminar de conocer lo que no se ha podido ver.

"La unión turística del Bierzo es básica", aseguró la teniente de alcalde de Villafranca. Y más allá fue el alcalde de Congosto, también valedor del establecimiento de sinergias entre los municipios y entre la esfera pública y privada. Jorge García Vega apostó por "aunar esfuerzos para internacionalizar el Bierzo", es decir, ir más allá del predominante turismo nacional que ahora llega a la comarca. Y para conseguirlo no dudó, incluso, en apuntar a la colaboración con países vecinos como Portugal, cuyo aeropuerto de Oporto está muy cerca del Bierzo.

"Cuesta mucho encontrar a personal aunque no esté formado y tú te encargues de formarlo. Es necesaria más formación en hostelería, turismo y enoturismo", defendió flor Bonet. "Tenemos que ofrecer calidad y calidez en el trato al cliente. Y la calidad pasa por que haya formación" consideró también Silvia De Caso. Hacen falta camareros y personal de cocina especializado para poder dar forma al turismo que el Bierzo aspira a explotar.

"Tenemos una carencia muy grande de profesionales del sector de la restauración. En Villafranca, necesitamos trabajadores cualificados. En el último año y en plena pandemia, hemos tenido 66.000 visitantes en nuestras iglesias y es imposible darles de comer a todos. También el sector enoturístico está creciendo y debe potenciarse. Necesitamos mano de obra cualificada y por eso es fundamental una escuela de formación en hostelería", defendió María Luisa Blanco.

Los participantes en esta mesa redonda de análisis del sector turístico también coincidieron en destacar la importancia de la firma de un convenio para la creación de un consorcio que permita la gestión unificada de un Patrimonio de la Humanidad cómo son Las Médulas. Y también estuvieron de acuerdo en poner en valor el Camino de Santiago como una herramienta crucial para vertebrar el turismo en el Bierzo, concebido como un elemento de atracción y captación, ya que puede ser la puerta de entrada de peregrinos que luego vuelvan en calidad de turistas a conocer en resto de la comarca.
 

El sector turístico reclama unidad, mejora de las comunicaciones, un plan de acción...
Comentarios