lunes 17/5/21

El sello de calidad de la cereza del Bierzo da el primer paso con el fin de las catas

Los técnicos esperan los resultados para elaborar los informes y remitirlos a la Junta.
Cada muestra de cerezas del Bierzo enviadas al laboratorio incluía dos kilos de fruto, suficiente para el análisis.

Si bien el camino hasta la consecución de una marca de calidad para la cereza del Bierzo es todavía largo, debido a los arduos trámites administrativos que son precisos, la primera fase del proceso ha llegado ya a su fin una vez que los técnicos de la Asociación Berciana de Agricultores (ABA) —organismo que pilota el desarrollo de un sello de calidad— han concluido la fase de muestreo y realización de catas. Ahora, menos de dos semanas después de que se enviaran al laboratorio las últimas muestras, la ABA aguarda la llegada de los resultados para iniciar la redacción de los informes con las características físico-químicas y gustativas de la que va camino de ser la séptima marca de garantía de la comarca berciana, una cereza con pulpa muy abundante, muy jugosa y dulce. Una vez esos informes estén elaborados, se iniciará igualmente la redacción del reglamento por el que en un futuro —la Junta de Castilla y León apuntó que será ya en el año 2015— se regirá el sello gastronómico.

El dado es tan sólo el primer paso después de las reuniones mantenidas con los agricultores —mayoritariamente a favor de la conversión— pero uno de los más importantes y el hecho de que se haya realizado ya esta campaña, pocos meses después de iniciar las conversaciones con el Servicio Territorial de Agricultura, agilizará el proceso, dado que si bien son las primeras catas, éstas no serán las únicas. «El año que viene tendremos que enviar nuevas muestras al laboratorio para ser analizadas», explicó el director técnico de la Asociación Berciana de Agricultores, Pablo Linares, detallando que igual que se ha hecho durante los meses de junio y julio —coincidiendo con el período de recogida del fruto— el año que vienen habrá que realizar nuevos análisis para comprobar que no ha habido cambios sustanciales en la naturaleza de la cereza y que ésta sigue teniendo las mismas propiedades. Características que la hacen única con respecto a las demás y digna de una marca de calidad.

La ABA ha enviado al laboratorio más de una veintena de muestras de dos kilos de cereza cada una.

El sello de calidad de la cereza del Bierzo da el primer paso con el fin de las catas