martes. 29.11.2022
                      El jardín del parque de la Provincia del Bierzo, ayer, muy seco por la falta de riego. DL
El jardín del parque de la Provincia del Bierzo, ayer, muy seco por la falta de riego. DL

Los jardines de Ponferrada empiezan a mostrar las consecuencias de la sequía después de la indicación de la Confederación Hidrográfica del Duero de reducir el consumo de agua para su riego. Es evidente ya en zonas como el Temple o el parque de la Provincia del Bierzo.

El pantano de Bárcena ha dado un significativo bajón en las últimas semanas y estaba ayer al 34%, con apenas 117 hectómetros cúbicos de agua almacenada.

La Confederación Hidrográfica del Miño-Sil ha reconocido que la sequía empieza ya a ser prolongada debido a la falta de precipitaciones, que han sido en el último año hidrológico, que va de octubre a octubre, un 39% por debajo de la media histórica.

El último año hidrológico, que acabó el 30 de septiembre, fue el segundo más seco de la serie histórica, por detrás del año 2016/17. La CHMS ha pedido a los ayuntamientos que extremen las medidas. Al menos, la situación se alivió un poco con la fuerte tormenta que cayó sobre la capital del Bierzo desde poco antes de las nueve de la noche. Durante 20 minutos, el agua volvió ayer a ser protagonista en la ciudad.

La sequía llega a los jardines