miércoles 12/5/21
un servicio gratuito

El servicio de mediación civil de Ponferrada ha evitado que el 70% de sus casos lleguen al juzgado

Desavenencias familiares y vecinales son la mayoría de la veintena de conflictos atendidos.
La edil de Bienestar Social e integrantes de Gente Solidaria, en la presentación del servicio de mediación.

El servicio de mediación civil y mercantil de carácter gratuito puesto en marcha en Ponferrada el pasado mes de noviembre, fruto de la colaboración del Ayuntamiento de la capital berciana y la asociación Gente Solidaria, ha atendido una veintena de casos en sus primeros ocho meses de funcionamiento. Ejecuciones hipotecarias y otros procesos bancarios, desavenencias familiares y problemas en comunidades de vecinos han sido los principales asuntos objeto de mediación jurídica. Y de todos ellos, hasta el 70 por ciento se han resuelto sin necesidad de abrir un proceso judicial. Lo explicó ayer la abogada y asesora jurídica de la asociación promotora de esta iniciativa, Emilia Esteban.

Si bien el balance de sus primeros meses de funcionamiento no es abrumador, Esteban se mostró satisfecha con como está funcionando, argumentando que si no se atienden más casos es porque sigue siendo un método totalmente desconocido. De hecho, explica que en el momento en el que el servicio de mediación se presentó de forma pública a través de los medios de comunicación, la oficina desde la que trabajan registró un volumen importantísimo de casos que se ha ido desinflando a medida que han pasado los meses, precisamente —incidió— por ese desconocimiento. Por ello, la abogada invitó a la población a que utilice un servicio que, además de no suponer coste alguno, resulta menos traumático que la apertura de un procedimiento que termine delante de un juez. Esto es importante sobre todo en los casos en los que el conflicto, sea de la índole que sea, se produce entre miembros de una misma familia.

«Acuden a nosotros porque es una manera más positiva y menos traumática para tratar de resolver un conflicto. Si el problema se da en el seno de una familia y termina en los tribunales, esa familia está rota. Lo mismo si se da en una comunidad de vecinos, se rompería la relación de vecindad con los problemas que ello implica», apuntó Emilia Esteban, en defensa de la mediación. Desigualdad en los cómputos de pago, impago a la comunidad o problemas con alguno de los vecinos, por la convivencia con animales por ejemplo, son algunos de los ejemplos de conflictos en comunidades vecinales atendidos por el servicio de mediación jurídica. Entre los problemas familiares predominan las herencias o las desavenencias entre dueños de un mismo negocio que son familia.

El funcionamiento del servicio de mediación civil y mercantil es muy sencillo. Una de las partes implicadas en un conflicto acude a la oficina regentada por Emilia Esteban y comunica el problema en cuestión. Inmediatamente, la abogada se pone en contacto con la otra parte implicada y se fija una fecha para buscar una mediación.

El servicio de mediación civil de Ponferrada ha evitado que el 70% de sus casos...
Comentarios