lunes 23/5/22

Sobrado se sumó, ayer, a la larga lista de municipios y pueblos del Bierzo que denuncian el aislamiento sanitario al que están siendo sometidos tras los cierres de consultorios locales con el pretexto de la pandemia. Su alcalde, Antonio Moldes, denunció que el centro médico del pueblo permanece cerrado desde el día 29 de diciembre y sin fecha prevista de reapertura. Y a ello hay que sumar que una semana antes, se advirtió a los vecinos de que ante cualquier urgencia médica tendrían que desplazarse hasta Toral de los Vados. El aviso se hizo mediante un cartel en la puerta del consultorio el mismo día de Nochebuena.

«Los vecinos de varias pedanías ya tienen una atención sanitaria limitada por los horarios de las consultas, cuya distribución es de cuatro días a la semana en Friera y un solo día compartido para La Barosa, Cabeza de Campo, Portela de Aguiar y Santo Tirso de Cabarcos», explicó el alcalde de Sobrado, denunciando que «ahora nos cierran también el consultorio de Sobrado», que pasa a engrosar la lista de centros médicos de la zona básica de salud de Villafranca del Bierzo que han cerrado durante el período navideño «bajo el pretexto de contagios entre el personal sanitario y la falta de cobertura», apuntó el regidor.

En la situación actual, los vecinos de Sobrado —la mayoría de edad avanzada— se ven obligados a desplazarse hasta Villafranca para recibir asistencia sanitaria, «lo que provoca también la sobrecarga asistencial del centro de salud de la villa del Burbia», subrayó Antonio Moldes, que se suma a las denuncias por la estrategia de Sacyl que ya han hecho pública municipios como Balboa, Barjas, Corullón, Trabadelo, Vega de Valcarce e Igüeña. Todos denuncian «abandono de la sanidad rural» por parte de la administración competente, la Junta de Castilla y León.

Santa Cruz del Sil

También la pedánea de Santa Cruz del Sil, María Paz González, reclamó ayer lo mismo. El consultorio de este pueblo, perteneciente al municipio de Páramo del Sil, permanece cerrado y sin servicio desde el inicio de la pandemia, hace prácticamente dos años. «No abren ni un solo día la consulta», se lamentó la presidenta de la Junta Vecinal. Y, precisamente, un día a la semana —los martes— era el que abría la consulta con servicio médico y de enfermería antes de que estallara la crisis sanitaria provocada por el coronavirus. «Con eso era suficiente y eso es lo que queremos volver a tener, porque hay vecinos que lo tienen complicado para desplazarse», dijo González.

Sobrado reclama la reapertura del consultorio y servicio de urgencias
Comentarios