viernes 7/5/21
Medio Ambiente

Sofocado un fuego intencionado en Espinareda de Ancares

La lluvia ayuda a los medios aéreos y las cuadrilllas forestales a controlar el incendio
El fuego comenzó cerca de un arroyo en Espinareda de Ancares al anochecer del pasado domingo, según confirmó el alcalde de Candín. En la mañana de ayer, tres cuadrillas y tres helicópteros se desplazaron a la zona para atajar las llamas. La lluvia acortó el tiempo dedicado a extinguir el fuego. BRIF TABUYO

La lluvia que cayó sobre Los Ancares ayudó en la jornada de ayer al operativo de extinción de incendios coordinado por la Junta de Castilla y León a controlar las llamas que desde el pasado domingo a última hora de la tarde ardían en el entorno de la localidad de Espinareda de Ancares, dentro del término municipal de Candín.

El alcalde, José Antonio Cachón confirmaba a media tarde que el fuego había dejado de ser un problema y los propios trabajadores de la Brigada de Refuerzo de Incendios Forestales (BRIF) de Tabuyo del Monte, que documentaron las labores de extinción en sus redes sociales, regresaba a su base a primera hora de la tarde. «Gracias a la lluvia y al apoyo de los medios aéreos hemos podido trabajar más rápido y mejor», anunciaron en su cuenta de Twitter.

Tres helicópteros

Tres helicópteros y tres cuadrillas forestales participaron en la extinción de las llamas

El fuego, según informó la Delegación de la Junta de Castilla y León, comenzó a última hora de la tarde del domingo de forma intencionada. El alcalde confirmó que el fuego comenzó junto a un arroyo en el entorno de Espinareda de Ancares, aunque en principio se localizó el fuego en Suertes.

A lo largo de la mañana de ayer intervinieron en la zona tres helicópteros —el de la BRIF de Tabuyo, el de Rabanal del Camino y uno civil— dos cuadrillas de tierra, la propia brigada de Tabuyo y dos agentes medioambientales de la Junta de Castilla y León que coordinaron las labores de extinción.

Junto a un arroyo

El fuego comenzó junto a un arroyo en Espinareda de Ancares y la Junta lo considera intencionado

La Junta mantuvo en todo momento el nivel cero de alerta por entender que el fuego no amenazaba a ninguna población ni masa forestal de valor, aunque las llamas se habían propagado por la noche a lo largo de una colina, según demuestran las imágenes que los propios trabajadores de la BRIF dieron a conocer en sus redes sociales.

La lluvia les echó una mano a lo largo de la jornada y acortó los trabajos para la extinción del fuego, en una zona de laderas cubiertas de matorrales que obligó a los trabajadores a desplazarse por un terreno en pendiente.

Sofocado un fuego intencionado en Espinareda de Ancares
Comentarios