domingo 17.11.2019

Somacyl presenta a Fabero un plan para reducir en 79.000 euros el gasto eléctrico

Este sería el ahorro anual sobre una factura de 113.000 euros. El convenio es a doce años.
Somacyl presenta a Fabero un plan para reducir en 79.000 euros el gasto eléctrico

maría carro | ponferrada

La Sociedad Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente de Castilla y León (Somacyl) presentó ayer al Ayuntamiento de Fabero el estudio de sostenibilidad energética que está en la base del convenio de colaboración suscrito entre ambas entidades para la renovación integral del alumbrado público del municipio con el objetivo de ahorrar costes a las arcas municipales. Un estudio en base al cual la Somacyl prevé una inversión de 625.000 euros más IVA durante los próximos doce años para renovar y modernizar los 1.583 puntos de luz distribuidos por Fabero. En este caso, la sociedad pública se hace cargo tanto de la renovación de la red eléctrica, como del mantenimiento y el Ayuntamiento afrontará, lógicamente, el pago de los consumos, además de un canon establecido con Somacyl. En todo caso, lo importante de la operación es que permitirá un ahorro del 70% ya desde el primer año, según destacó ayer la alcaldesa, la socialista Mari Paz Martínez Ramón.

El Ayuntamiento de Fabero desembolsa anualmente alrededor de 113.000 euros para hacer frente al consumo energético de todo el municipio, así como el mantenimiento de la red. Una cantidad que, según la previsión detallada en el estudio realizado pro Somacyl, se reducirá en algo más de 79.000 euros, bajando el gasto por consumo eléctrico hasta los 34.000 euros. El proyecto, que será elaborado en los próximos meses, una vez que el Ayuntamiento faberense ha dado el visto bueno al estudio previo, contempla la adecuación y renovación de todos los puntos de luz, «incluidos los de las localidades más pequeñas», destacó la regidora. Las luminarias actuales se sustituirán por otras más sostenibles y de mayor eficiencia energética; y en aquellos puntos donde la intensidad de la luz es ahora mismo escasa, se potenciará, mejorando considerablemente el servicio y la seguridad de los vecinos.

Según adelantó ayer la alcaldesa de Fabero, la previsión de la Sociedad Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente de Castilla y León es que en enero de 2017 el proyecto de renovación esté ya en marcha. Mientras tanto, el Ayuntamiento de Fabero estudia ahora el orden de prioridad para determinar qué calles, zonas o localidades serán objeto de actuación en una primera fase, ya que el despliegue total de esta iniciativa de eficiencia energética se dividirá en varias fases, como ya se está produciendo en otros puntos de la geografía comarcal, caso de Ponferrada.

Somacyl presenta a Fabero un plan para reducir en 79.000 euros el gasto eléctrico