lunes 3/8/20
El Bierzo

La suelta de 140.000 torymus frena la expansión de la avispilla

El consejero de Medio Ambiente confirma en Balboa a los alcaldes «los resultados positivos»
Un nutrido grupo de alcaldes del Bierzo con sotos de castaños se trasladaron ayer a Balboa para conocer el balance contra la avispilla. ANA F. BARREDO
Un nutrido grupo de alcaldes del Bierzo con sotos de castaños se trasladaron ayer a Balboa para conocer el balance contra la avispilla. ANA F. BARREDO

La lucha contra los efectos demoledores de la avispilla en los castaños del Bierzo está dando buenos resultados. El consejero de Medio Ambiente de la Junta, Juan Carlos Suárez Quiñones, se trasladó ayer a Balboa para hacer un balance de actuación y comunicárselo a los alcaldes de los municipios más afectados y a la Mesa del Castaño, parte activa en el trabajo. La comarca berciana cuenta con 19.000 hectáreas de castaños, lo que supone más del 60% de la producción.

Con estos precedentes, desde el 2018 se ha estado trabajando en combatir la plaga y se ha confirmado que lo que funciona es la suelta del parasitoide Torymus sinensis. El consejero contó a los alcaldes y castañicultores representados en la Mesa del Castaño que han soltado 738 dosis, con 140.000 ejemplares. Y lo han hecho en meses de pandemia, desde abril a mayo, que es cuando los técnicos consideraron que era el mejor momento.

«Los resultados son positivos» resumió Suárez Quiñones, quien adelanta que los resultados finales de los trabajos desarrollados se verán en un plazo de unos cinco años y por eso estima que «es pronto para ver los resultados finales». En la actualidad los técnicos están atentos al necesario equilibrio en la suelta de ejemplares de torymus y las existencias naturales locales. «Va todo por buen camino y los datos son positivos», incidía el consejero ante los periodistas y el alcalde de Carracedelo, Raúl Valcarce, uno de los regidores que viajó expresamente a Italia para preocuparse de los métodos de combate de la avispilla y la situación que generó en aquel país el ataque, donde se diezmaron los sotos de castaños.

Las sueltas de torymus se han hecho no sólo en el Bierzo, sino también en zonas concretas de Zamora, Ávila y Burgos, aunque la principal actuación ha sido y está siendo en este caso en la comarca del Bierzo.

El consejero lanzó un mensaje de tranquilidad a los alcaldes y la sociedad en general sobre la marcha positiva del programa de lucha contra la avispilla y resaltó los buenos resultados obtenidos tras el acuerdo alcanzado previamente con la Diputación y los ayuntamientos para frenar la propagación. Recordó Suárez Quiñones que hubo que salvar el trámite burocrático para poder soltar el parasitoide que tan buenos resultados dio en los sotos de castaños de Italia.

El consejero se ha mostrado optimista sobre los resultados obtenidos hasta ahora con este tratamiento biológico mediante la suelta del parasitoide ‘Torymus sinensis’, cuya función es la reducción de las poblaciones de avispilla y por tanto interceptar la plaga y limitar su propagación. «Aunque serán necesarios entre cinco y ocho años para lograr el equilibrio biológico entre plaga y el parasitoide que permita la correcta supervivencia de nuestras masas de castaños, los estudios realizados en el Centro de Sanidad Forestal de la Junta de Castilla y León certifican que este parásito está logrando reproducirse y multiplicarse, con lo que se podrá estabilizar y reducir los daños que ocasiona la plaga de la avispilla», explicó Suárez-Quiñones. Desde la Consejería de Medio Ambiente se quiso ayer hacer un especial reconocimiento a la labor desarrollada por la Mesa del Castaño del Bierzo.

La suelta de 140.000 torymus frena la expansión de la avispilla