sábado 04.07.2020

Sueltan Torymus en la zona villafranquina de la Somoza

Villafranca del Bierzo apuesta por reforzar la lucha contra la avispilla aportando fondos propios. Según explican desde el Ayuntamiento que dirige José Manuel Pereira, en el presupuesto municipal de 2020 se incluyó una partida de 3000 euros, que refuerza el plan de suelta del parasitoide Torymus por parte de la Junta de Castilla y León en el municipio.

En estos días se han finalizado las sueltas, se han liberado 35 dosis en las pedanías con cultivo de castaño, especialmente en la Somoza. Las sueltas las realizan los servicios de Guardería Forestal de Villafranca en función de la climatología y la evolución de los árboles.

El Ayuntamiento de Villafranca del Bierzo firmó un convenio con la Mesa del Castaño para la adquisición de Torymus, que se han liberado en colaboración con los servicios de Guardería Forestal de Villafranca, que además se han encargado de localizar aquellos sotos más idóneos para realizar la suelta.

desde hace tres años

El Ayuntamiento de Villafranca del Bierzo aporta 3.000 euros. «Desde hace 3 años se constata la presencia de este parásito en los sotos del municipio. Esta primavera la plaga ya se ha extendido de manera generalizada por los sotos de todas las pedanías con un alto grado de afectación. Esta plaga que puede llegar a mermar la producción de castañas hasta en un 80% se está combatiendo de manera biológica con la suelta de Torymus, un parasitoide que frena el avance de la avispilla. Hasta esta campaña las sueltas de Torymus habían sido experimentales, pero desde el pasado otoño el Ministerio de Agricultura ya ha autorizado el método como lucha de control biológico. Con la aportación del Ayuntamiento se refuerza las que ya venían realizando desde la Junta de Castilla y León y Diputación, y con ello se ha conseguido llegar hasta las 35 dosis repartidas entre todas las pedanías de la Somoza con presencia de castaños como cultivo», indican. Recuerdan desde el Ayuntamiento las recomendaciones de no realizar quemas ni el uso de insecticidas en los sotos de castaños, así como la no destrucción de podas a fin de facilitar la implantación del parasitoide en los sotos.

Sueltan Torymus en la zona villafranquina de la Somoza