jueves 26/5/22
                      Una granada de mortero similar a la que ha sido localizada en Salas de la Ribera. GUARDIA CIVIL
Una granada de mortero similar a la que ha sido localizada en Salas de la Ribera. GUARDIA CIVIL

Los Tedax (Técnico Especialista en Desactivación de Artefactos Explosivos) de la Guardia Civil de León han tenido que desactivar un nuevo artefacto explosivo en el Bierzo, esta vez en la localidad de Salas de la Ribera (Puente de Domingo Flórez). Fue el pasado martes tras recibir el aviso de una persona que acababa de localizar una granada de mortero en un terreno anexo a una vivienda particular. Estaba limpiando y desbrozando la parcela y se topó con ella.

Identificado como una granada de mortero Valero-Ecia de 81 milímetros, este artefacto explosivo fue de los utilizados durante la Guerra Civil española y se encuentra en un estado de deterioro avanzado debido al paso del tiempo y a su exposición a la intemperie. No obstante, mantenía activos todos los elementos de disparo, así como su carga explosiva.

En un desván

En febrero, otro artefacto similiar fue localizado en un edificio de la calle El Cristo de Ponferrada

«Por el peligro que comporta la manipulación de estos artefactos, se acometió la destrucción de dicha granada en un paraje próximo a la citada localidad, adoptando las oportunas medidas de seguridad», explicaron fuentes de la Guardia Civil en un comunicado de prensa distribuido, ayer, por la Subdelegación del Gobierno en León.

Hace poco más de un mes, a finales de febrero, los Tedax —especialistas en detectar, neutralizar y desactivar artefactos explosivos, incendiarios, radioactivos, biológicos y químicos— también tuvieron que destruir otra vieja granada de mortero que apareció en un edificio en obras ubicado en la calle del Cristo de Ponferrada. Fueron los obreros los que encontraron el artefacto explosivo en el desván del inmueble y avisaron al propietario del mismo, que inmediatamente dio cuenta del hecho a la Policía Nacional motivando el despliegue de los Tedax de León. La céntrica calle permaneció, entonces, acordonada hasta que los artificieros resolvieron la situación.

Ante este tipo de situaciones, la Guardia Civil volvió a insistir ayer en la recomendación de que, en ningún caso, se toquen ni se manipulen los artefactos explosivos localizados debido al peligro que conlleva una posible activación fortuita. Lo que se debe hacer es señalizarlo y pasar aviso de forma inmediata llamando al teléfono de Seguridad Ciudadana 062.

Los Tedax desactivan una granada de la Guerra Civil en Salas de la Ribera
Comentarios