martes. 27.09.2022
                      El director territorial de Endesa, Miguel Temboury. ANA F. BARREDO
El director territorial de Endesa, Miguel Temboury. ANA F. BARREDO

El director general territorial de la Zona Noroeste de Endesa, Miguel Temboury, explicó ayer los motivos por los que no está justificada la conservación de algunas instalaciones de la central térmica Compostilla II (Cubillos del Sil) como así ha pedido el Consejo Comarcal del Bierzo con la aprobación de una moción en la que se apela al mantenimiento de algunos «elementos singulares». Temboury aludió a razones de seguridad, de obsolescencia y de impacto visual y explicó también que el desmantelamiento parcial de la térmica podría comprometer el desarrollo de los proyectos industriales adscritos al plan Futur-e.

«Quiero recordar que en la tramitación de cierre de la central térmica no hubo ninguna alegación ni propuesta que pidiera la conservación de una parte de las instalaciones. La central no está identificada a nivel nacional como patrimonio industrial y tampoco está como tal en el catálogo autonómico ni en el planeamiento urbanístico de Cubillos del Sil», señaló el responsable de Endesa, que también subrayó que en ninguna de las centrales térmicas en proceso de desmantelamiento se conservan estructuras y aludió a la «imagen negativa» que se puede dar con el mantenimiento de unas instalaciones «asociadas a contaminación y a cambio climático». «No sé si ese simbolismo es el que queremos que perdure», dijo.

El plan Futur-e centró buena parte de la intervención de Miguel Temboury en el congreso organizado por Diario de León. Recordó la importante creación de empleo y las inversiones millonarias previstas para desarrollar los siete proyectos industriales ya aprobados, algunos de los cuales —adelantó— empezarán a materializarse ya el año que viene. También insistió en que la búsqueda de iniciativas para ocupar el suelo de Compostilla II sigue abierta y adelantó la más que posible incorporación de nuevos proyectos. Sin olvidar los tres parques eólicos y la planta solar proyectadas para la comarca.

«La transición de Endesa en el Bierzo consiste en la sustitución de un modelo por otro. Un nuevo modelo económico basado en economía circular y energías renovables sobre las que hay opiniones poco fundamentadas», aseguró el director territorial de Endesa, en alusión a las críticas y movimientos sociales surgidos en la comarca en oposición a los proyectos eólicos. «Es preciso que ayuntamientos, propietarios de terrenos y empresas dialoguen para crear riqueza y empleo, así como generar valor compartido», dijo. Y en ese camino, Endesa se ofrece como un «socio de futuro en el que pueden confiar».

Temboury: «Las renovables son una forma de distribuir riqueza»
Comentarios