domingo. 05.02.2023

El temporal del viento que sufrió Ponferrada durante el jueves obligó a los bomberos a esforzarse en una decena de intervenciones. Desde la limpieza de derrame de gasoil en la glorieta del cementerio a la revisión de una fachada por desprendimientos en Antolín López Peláez, la retirada de una marquesina en la calle Cruz de Miranda, un cable de comunicaciones desprendido en la calle Los Claveles, y otro en la calle Castro, que limitaba el tráfico de camiones, los profesionales del parque de bomberos tuvieron una jornada de mucha actividad. En la calle Gregoria Campillo, tuvieron que abrir una puerta por una olla en el fuego, sin llegar al incendio.

El temporal de viento obliga a multiplicarse a los bomberos