martes 31.03.2020
Entrevista

«Tenemos que mirar al futuro con nuevos ojos»

Soraya Rodríguez, eurodiputada por la lista de Ciudadanos.
Soraya Rodríguez, eurodiputada por la lista de Ciudadanos.

Soraya Rodríguez es eurodiputada de Ciudadanos y tiene también su particular visión sobre la transición energética y el Bierzo.

—¿Cómo ve Cs a la transición en el Bierzo desde Bruselas?

—Las políticas europeas son muy importantes para una comarca como el Bierzo: desde los fondos estructurales, pasando por los de cohesión, a la Política Agraria Común – con una importante parte de los fondos que van a desarrollo rural – y también por el nuevo paquete que va a marcar la política de estos cinco años de la Comisión Europea, el llamado Green Deal, donde el mantenimiento de la biodiversidad y los fondos que vamos a dedicar es importantísimo. El objetivo es el desarrollo económico y social, que pasa por frenar la pérdida de población. La delegación de Cs en el Parlamento Europeo, además, trabaja en todas las Comisiones implicadas y, con especial atención, en la de Economía, en la que nuestro cabeza de lista Luis Garicano es además el coordinador de la política económica de los liberales europeos.

—¿Se es consciente en la UE de lo que está pasando en zonas como el Bierzo tras cerrar un siglo de actividad minera?

—Sí, somos muy conscientes. En mi caso, soy de Castilla y León y conozco muy bien lo que ha supuesto una reconversión muy dura en nuestra Comunidad, especialmente en la provincia de León, en el Bierzo, con todo lo que ha supuesto en el coste económico, social y personal por el desarraigo de mucha gente que se ha ido de donde había nacido, de donde quería quedarse; por lo tanto, lo entendemos perfectamente porque hemos estado ahí, venimos de ahí y no nos hemos ido.

Cuando se plantea el fondo de transición justa, surge el primer debate: el de aquellos países y aquellas regiones cuyos diputados, estando aquí en Bruselas están muy cerca de las comarcas mineras en Polonia, en Alemania… que dicen que este fondo debe dedicarse únicamente y exclusivamente a aquellos que teniendo explotaciones mineras abiertas tienen que acometer una reconversión de cierre para cumplir los objetivos de descarbonización en el 2050. Frente a ellos, estamos los de las regiones mineras que ya han hecho una reconversión, pero que necesitan mucho apoyo, muchos fondos, mucha inversión, para reactivar una economía que ha estado ligada al carbón. Por eso, defendemos que el fondo de transición justa debe ir a todas las regiones mineras, bien a aquellas que tienen que acometer su cierre y que tengan que presentar un plan con fechas clara, y mucho más aquellas que ya lo han hecho, que tienen que beneficiarse de este fondo de transición justa para reactivar la economía de estas zonas. Si el fondo de la cuestión es que nadie se quede atrás, desde luego, aquellos que más sufren por el cierre de las minas tienen que estar dentro de este fondo.

—Visto desde el Bierzo parece que Polonia y Alemania tienen un discurso tramposo.

—Por eso nosotros planteamos que tienen que presentar un plan de cierre con un calendario…

—Pero van a recibir más dinero.

—Nosotros no vamos a permitir que esto suceda. Aquellos que hemos hecho la reconversión sin fondos de transición y hemos tenido que acometer en solitario las ayudas y la reactivación, no podemos ahora quedarnos a ver desde la barrera, viendo como otras regiones que no han hecho los deberes a tiempo reciban ahora una ayuda adicional. Por lo tanto, tiene que estar abierto a todas las zonas mineras y no puede establecerse el condicionante de que tengan activas minas.

—Ciudadanos fue crítico con los fondos mineros.

—Tenemos un escenario absolutamente nuevo al de hace unos años, lleno de retos. Hay un modelo de cambio energético en Europa que es una realidad. Lo que antes era en un escenario a mucho más largo plazo, hoy es una emergencia que hay que abordar de forma prioritaria.

El modelo de cambio energético y el modelo de una economía neutra de emisiones para el 2050 es una realidad en la Unión Europea. Así es como debemos afrontar el Green Deal y, los países que lo hagan desde esta perspectiva, van a ser los países que se beneficien de este nuevo modelo económico competitivo: pensar en el I+D+i, en las nuevas tecnologías de la información o en la inteligencia artificial, en un modelo que ahora necesita mucha inversión en conocimiento, pero que es la única salida para encontrar nuestras posiciones de ventaja en una economía global. Hay que mirar al futuro con nuevos ojos.

—El Green Deal es la expresión de moda en Europa, pero en España es la ‘España vaciada’.

—La concentración de la población mundial en las grandes ciudades es uno de los mayores problemas que tenemos, porque a su vez genera muchísimos problemas medioambientales, de salud y de saneamiento. También es un problema que se vive en Europa y desde luego es un problema que vivimos en España, que tiene un problema de despoblación enorme y, es más, Castilla y León, nuestra Comunidad, siendo la que más habitantes perdió en España. Desde Cs, en las dos últimas citas electorales, se hizo una apuesta muy clara al mundo rural, para que hagan real el ejercicio de una actividad económica en la que la agricultura y la ganadería son elementos importantes, pero no suficientes. Es necesario crear una economía de servicios que genere puestos de trabajo y para ello hace falta la conexión a Internet en todo el territorio, así como contar con medidas de apoyo a los autónomos, que tienen más dificultades que los que están en las ciudades.

Otro asunto es el cambio climático y las consecuencias del calentamiento global. No podemos hablar de reducción de emisiones sin hablar de la protección de la biodiversidad y no hay posibilidad de proteger nuestro medio si nuestro medio está vacío. El mejor cuidador del medio es el ser humano, generando actividades sostenibles. Por tanto, tenemos que abordar el tema de la despoblación, pero también desde esta perspectiva. Ya está aprobado que un 5% de los fondos FEDER se destinen al desarrollo rural, pero el reto ahora es implementar estas políticas.

—El Corredor Atlántico es un reto de futuro, muy necesario para el Bierzo.

—Nosotros hemos planteado el impulso de esta vía del Eje Atlántico, lo llevábamos en el programa y lo estamos trabajando desde Bruselas. José Ramón Bauzá es el diputado de Ciudadanos coordinador de transportes, y la verdad que desde los primeros meses ha trabajado para que este eje de comunicación reciba los fondos y la inversión necesaria desde la UE. Para nosotros el Corredor Atlántico es fundamental y prioritario.

—Ciudadanos está en un proceso interno de liderazgo.

—Estoy en la lista de Cs como independiente y quiero ser absolutamente respetuosa con el proceso interno que están viviendo en estos momentos, con el Congreso del próximo mes de marzo. Espero y deseo por el bien de la sociedad española que Ciudadanos salga muy fortalecido, porque a la vista del gobierno de España que tenemos, se necesita un partido centrado fuerte, liberal, y progresista para poder salir de esta situación en la los extremos y los radicales, el populismo tanto de izquierdas como de derechas, quiere llevarnos a una situación en la que la mayoría de la sociedad española no está. Son momentos difíciles, pero muy interesantes y muy apasionante.

«Tenemos que mirar al futuro con nuevos ojos»