lunes. 27.06.2022

Compostilla II ha sido más que una central térmica. Su inauguración, en septiembre de 1961, con Franco como testigo, marcó un cambio a todos los niveles en Ponferrada, que sigue hoy presente. Arrancó la térmica, se hizo un pantano como Bárcena, que regula el río Sil, se echó de sus pueblos a los vecinos de Bárcena y Posada por el embalse, Cubillos o Fuentesnuevas crecieron en habitantes, se reguló el canal de Cornatel... historia del Bierzo cuya traca final será la demolición de un símbolo industrial que ahora espera que alguien recoja el testigo.

«Ponferrada ofrece el interés por el pasado y la fascinación por el progreso, y se mira en su ayer y en lo que será su mañana», se escribía en un especial elaborado por Diario de León en julio de 1962. Eran otros tiempos; ahora la página vuelve a estar en blanco.

Una térmica que marcó la Ponferrada moderna
Comentarios