lunes 18/10/21

Toral se posiciona para aprovechar turismo y 2 Mw en la presa del Pelgo

La concesión en el Burbia expiró y el Ayuntamiento estaría dispuesto a producir allí electridad

El Ayuntamiento de Toral de los Vados ha mostrado su interés por llevar a cabo el aprovechamiento hidroeléctrico de la presa del Pelgo, un recurso que ahora pertenece a la Confederación Hidrográfica Miño-Sil y que en la actualidad permanece fuera de actividad tras expirar la concesión que gestionaba la iniciativa privada. El alcalde de Toral, el socialista Pedro Fernández, puso de manifiesto a este periódico que, siempre que no supusiera un gran desembolso para las arcas municipales, la iniciativa sería de lo más rentable para el municipio, dado que la infraestructura existe ya y habría que aplicar inversiones de menor calado en una modernización del servicio, que generaría riqueza con una producción calculada en unos 2 Megawatios.

Esta iniciativa permitiría al Ayuntamiento utilizar esa energía eléctrica generada por la presa del Pelgo en suministrar a las empresas de su polígono industrial, e incluso favorecer el consumo doméstico en las viviendas del municipio de Toral de los Vados.

Todo este asunto surge, después de que en la localidad se haya suscitado el debate público sobre el hecho legal de que toda instalación hidroeléctrica que quede en desuso y deje de generar el servicio para el que fue creado hace décadas, tendría como consecuencia final, revertir el cauce del río a su estado natural. Es decir, en caso extremo, eso supondría el derribo de la presa, una cuestión que a nadie se le pasa ahora por la cabeza, dado que el retranque del Pelgo también se ha convertido en un gran reclamo turístico, no sólo para el municipio de Toral de los Vados (en donde está enclavado), sino para el resto del Bierzo, dado la gran afluencia de visitas que ha recibido en los últimos veranos, tras darse a conocer.

Además, esa presa también cuenta con una influencia directa en una serie de derechos de riego de la fincas que se encuentran aguas abajo de este cauce fluvial del Burbia, que confluye en el Cúa para entregarse los dos al río Sil.

El alcalde de Toral pone de manifiesto que estarán encantados de hacerse con la concesión, «siempre y cuando que la inversión pudiéramos ser capaces de acometerla y tuviera una rentabilidad importante para nosotros». Pedro Fernández asegura que, con lo que ya hay instalado, si no les obligan a hacer una gran inversión sobre ella, «mañana firmo el contrato de la adjudicación de ella, porque el mantenimiento es cero. Solamente es de control, porque todo está en estado para funcionar; no hace falta inversión. Ahora bien, hace falta invertir para modernizar y sacar mucha más producción».

El mandatario municipal está convencido de que el municipio de Toral «saldría muy beneficiado, porque tendría un beneficio en la cuestión del suministro de luz; porque tendría una producción ahí de forma gratuita tras toda la inversión que se ha hecho ahí». Esa inversión a la que se refiere fue de la concesionaria que se encargó de sacarle partido.

«Por su puesto que desde el Ayuntamiento estaríamos interesados, tanto como recurso turístico como productivo. Las dos cosas», enfatiza Pedro Fernández.

Proyectos de mejora

Existen proyectos de mejora de las instalaciones y otras iniciativas elaboradas por las empresas suministradoras, que llevaban el mantenimiento últimamente de la presa del Pelgo hace años. Pero ahora toda esa instalación está parada. «Yo ta tuve reuniones cuando se acabó la concesión a la empresa adjudicataria. Hemos tenido reuniones con gente de la Confederación sobre el año 2015 ó 2016, y ya estuvimos reunidos todos. Pero de aquella no lo tenían muy claro, con la finalización de todas estas pequeñas plantas hidroeléctricas y se habló de concesionarias todas juntas a nivel nacional y obligar de alguna manera a las empresas a invertir para sacarle más rentabilidad, más producción», recuerda el alcalde.

Asegura que de aquella, con aquellas condiciones, carecían de capacidad económica para acometer esta mejora. «Todo aquello quedó así, ahora está parado, pero ahora empezaremos a tener las reuniones que tengamos que preparar para ver qué sucede. Estamos en los primeros pasitos de nuevo. Lo que sí digo es que no se va a derribar la presa. Ahí vamos a estar, porque es un bien necesario», remarca el alcalde.

Toral se posiciona para aprovechar turismo y 2 Mw en la presa del Pelgo
Comentarios