jueves. 02.02.2023
Alejandro Merayo y César Recaman, ayer.

Si los representantes de la plataforma Ponfesil —que agrupa a los vecinos de Flores del Sil descontentos con las obras de canalización del río a su paso por este barrio ponferradino— se reúnen finalmente con el presidente de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil para presentar un proyecto con las modificaciones que ellos entienden necesarias, fundamentadas principalmente en el acercamiento del dique a la margen del río; los vecinos de Toral de Merayo que están a favor del proyecto inicial de la Confederación quieren estas presentes. Para ello, el portavoz de la asociación vecinal El Castro de Toral, Alejandro Merayo, presentó ayer en las oficinas del ente hidrográfico en el Bierzo una instancia exigiendo que también ellos sean convocados.

«Queremos ver cuáles son las alternativas que ellos (los vecinos de Flores) quieren dar al dique», explicó Merayo, reiterando que la propuesta de acerca el dique de contención al río perjudica mucho a su pueblo y a los de alrededor, porque se genera un embudo que obliga al río a elevar su volumen con el consiguiente riesgo para el puente que da acceso a Toral. Lo único que ellos estarían dispuestos a aceptar es modificaciones puntuales, por ejemplo, a la altura de la empresa recambios fino.

Alejandro Merayo considera además que el único interés que parece mover a los integrantes de la plataforma Ponfesil con ganar terrenos al río es poder especular con ellos después.

Toral reclama voz en la reunión de Ponfesil con la Confederación
Comentarios