jueves 9/12/21

La CHMS ya ha iniciado este año los trámites para derribar la presa de San Facundo, colmatada de lodo, después de desechar la opción de rebajarla o adecuarla a la legalidad porque carece de acceso adecuado, plan de energía y suministro eléctrico y plan de explotación. El aluvió de lodo causado por la apertura de las compuertas para limpiarla en 2009, que causó una mortandad de peces en el río Argutorio, desató una verdadera batalla legal entre la pedanía de San Andrés de las Puentes y el Ayuntamiento de Bembibre, propietario de la estructura, que ha recurrido a la CHMS para solventar un problema que excedía a su presupuesto.

La empresa Control y Geología SA (Cygsa) se encarga ahora de redactar el proyecto técnico que guiará la demolición tras hacerse con el contrato por un importe de 53.000 euros. El presupuesto de la CHMS incluirá la construcción de una zona de ocio en los terrenos que dejará libre el embalse, según anunció en su día la propia Confederación Hidrográfica.

Trámites de la demolición a lo largo de un año