martes 26/1/21

El trazado para la defensa del Sil en Flores suscita la contestación vecinal

Afectados por las expropiaciones se reunirán el sábado para alegar conjuntamente.

El proyecto para la defensa del río Sil contra posibles avenida, desde la zona del Gericol hasta el puente de Toral de Merayo, no complace a buena parte de los vecinos afectados por el mismo en la zona de Flores del Sil. Las primeras consultas realizadas en la sede de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil sobre el trazado de las escolleras no han resultado satisfactorias para muchos propietarios de fincas en una de las principales barriadas ponferradinas.

La discrepancia con el diseño inicial del proyecto se inscribe dentro de la reciente apertura del plazo de información pública del mismo, hace menos de dos semanas. El malestar de algunos de los titulares de terrenos que se verán ocupados por las obras está siendo canalizado por la Asociación de Vecinos Pajariel. Ayer su presidente, Marcos Guerrero, convocó una reunión el próximo sábado día 16 para tratar de aglutinar los intereses de los afectados en la zona de Flores y actuar de manera conjunta. La reunión tendrá lugar a partir de las 16.30 horas. El propósito es que además de las alegaciones individuales que todavía se pueden presentar hasta el próximo jueves 21 de marzo se vean acompañadas por una conjunta.

La representación de Pajariel quiso dejar muy claro, sin embargo, que no existe ningún tipo de oposición en general a que se ejecute esta intervención y mucho menos que se pierda la inversión de 2,9 millones de euros que ya se encuentra comprometida. Lo que genera descontento es la línea que se ha marcado para trazar la escollera, entre otros elementos de defensa del los márgenes del Sil en la zona de Flores. El mejor ejemplo que ilustra estas dudas vecinales es que una parte del «muro» que se levantará invadirá, sino se modifica el trazado, parte del actual recinto de los campos de fútbol de la barriada.

En la zona de Flores del Sil son en total 96 propietarios los afectados por las expropiaciones. El proyecto de acondicionamiento, gestionado por el anterior equipo de gobierno, también contempla la ejecución de un puente de 26 metros sobre el río, que permitirá el acceso a la localidad de Toral de Merayo a través de una doble calzada y pasos peatonales.

El trazado para la defensa del Sil en Flores suscita la contestación vecinal
Comentarios