sábado 27/11/21
Aspecto de la Cruz de Palombino encendida durante la noche del pasado sábado. CEBRONES

Un faro en mitad de la noche, en medio del monte, alimentado por paneles solares y con lámparas Led. Así es el aspecto de la nueva Cruz de Palombino, un hito en el paisaje de Turienzo Castañero recuperado para convertirse en foco de interés para senderistas y punto de referencia para todos los curiosos que oteen la noche.

Ya nadie es capaz de recordar cuál fue el motivo que llevó a colocar una cruz en el paraje que le da nombre, el Palombino, en el término local de Turienzo castañero. Solo se conoce que fue renovada hace algo más de tres décadas cuando se colocó en ese punto una nueva cruz de madera, de dos metros de altura y que pasados los años se deterioró hasta encontrarse únicamente el palo principal.

Con esta situación, la Junta Vecinal, que preside Ignacio Nieto, se hizo eco de la sugerencia planteada por unos vecinos que se han involucrado en la recuperación de sendas de la localidad y que apostaban por recuperar éste símbolo dándole mayor relevancia para convertirla al tiempo en un foco de atención para senderistas y habitantes del Bierzo Alto. De éste modo decidieron hacer una nueva Cruz, en este caso de metal, de seis metros de altura y perfilada toda con luces led que se alimentan con dos placas solares colocadas en los brazos de la pieza.

Autosuficiente
Los brazos de la Cruz sostienen los paneles solares que alimentan las lámparas Led

La Cruz del Palombino, que suponía una inversión superior a los cuatro mil euros por las negociaciones realizadas desde la Junta Vecinal, ha sido finalmente sufragada en su totalidad por la empresa de redes Limpia vinculada a Turienzo Castañero. Desde la junta vecinal se ha acondicionado el sendero de acceso que tiene un recorrido de casi cuatro kilómetros desde la población hasta el Palombino. Desde allí se divisa la mayor parte del Bierzo, desde Boeza a Bembibre, Tombrio y parte de Ponferrada.

El siguiente paso que retomará la junta Vecinal con este proyecto será completar la senda hasta el Palombino con otra vía de regreso con la que se pasarán los siete kilómetros de recorrido. Mientras tanto estudian el sistema para que la cruz se vea perfilada desde puntos lejanos en los que ahora se aprecia como un foco, algo que prevén sea posible bajando la intensidad de la luz. Y también se plantean un posible incremento para alcanzar los nueve metros de altura en la cruz lo que ampliaría también la visibilidad de la misma.

Turienzo ilumina la Cruz de Palombino con luces Led
Comentarios