miércoles. 10.08.2022
UNIVERSIDAD

La ULE convertirá la Escuela Hogar de Ponferrada en un colegio mayor

Será más que una residencia para los estudiantes del Campus tras una inversión de 1,5 M€.
Rey, Fernández Merayo y García Marín, durante la firma. L. DE LA MATA
Rey, Fernández Merayo y García Marín, durante la firma. L. DE LA MATA

No será solo una residencia universitaria, será un colegio mayor y se construirá en el edificio que actualmente ocupa la Escuela Hogar de Ponferrada, con una inversión que ronda los 1,5 millones de euros. Tendrá entre 65 y 120 plazas y, una vez que las obras estén en marcha, el plazo de ejecución será de dos años. El consejero de Educación de la Junta de Castilla y León, Fernando Rey; el rector de la Universidad de León, Juan Francisco García Marín; y la alcaldesa de Ponferrada, Gloria Fernández Merayo, presentaron ayer el anteproyecto del primer colegio mayor de la historia del Campus de Ponferrada y rubricaron el acuerdo alcanzado entre las tres administraciones tras dos años de contactos.

«Es un día histórico para Ponferrada», dijo la regidora; mientras que el consejero de Educación subrayó la complejidad de una operación que no hubiera sido posible sin la «buena sintonía» que ha habido entre las tres administraciones involucradas. Y es que, la Junta dejará libre el edificio de la Escuela Hogar, en el que actualmente residen 16 niños, para que el Ayuntamiento pueda ceder ese inmueble a la Universidad de León por un periodo de 50 años. Será la última institución la que financiará íntegramente la obra con fondos propios. De esta forma, las tres se involucran en un proyecto de envergadura que afectará también al Colegio Luis del Olmo, antes La Puebla. Y es que aquí se trasladará la Escuela Hogar, sin que ello afecte a la actividad educativa normal.

El edificio que albergará el colegio mayor de la ULE en Ponferrada tiene más de mil metros construidos, así como varias zonas verdes y de aparcamiento. El hecho de que ya sea utilizado como internado, ayuda a la hora de ejecutar las obras y permite reducir costes. «Está en muy buen estado. Lo que haremos será una redistribución interna y lo que sí hay que crear es un salón de actos de cierta capacidad», explicó García Marín. Además de las 65 habitaciones —individuales y dobles— el colegio mayor contará con biblioteca, salas de estudio, gimnasio, lavandería, comedor, sala de juegos y sala de informática, entre otros.

«Será un foco de agitación cultural para Ponferrada. Tiene más altura que una residencia», afirmó el consejero de Educación. Una idea en la que quiso incidir el rector de la ULE, subrayando que el concepto de colegio mayor es muy superior al de mera residencia. «Contempla una serie de actividades y un aporte cultural y científico que no tiene un residencia universitaria», explicó Juan Francisco García Marín.

Aunque el emplazamiento del futuro colegio mayor de Ponferrada no se dio a conoce hasta ayer, la decisión estaba tomada desde hace meses. De hecho, ya en julio del año pasado visitaron las instalaciones para definir y planificar el proyecto. «Es un sueño en el que empezamos a trabajar hace tiempo y que, por fin, cristaliza», apuntó la alcaldesa de la capital berciana.

Más del 90% de los estudiantes del Campus de Ponferrada son de fuera del municipio y más de tres cuartas partes llegan de fuera de la provincia de León. Por lo tanto, la construcción de un colegio mayor está más que justificada, para cubrir las necesidades de residencia de los alumnos de primer y segundo curso, principalmente. Unos estudiantes que, además de los servicios a los que tendrán acceso dentro propio colegio, también podrá hacer uso de las instalaciones deportivas de Colomán Trabado y El Toralín. «Firmaremos un convenio para que puedan utilizar esas instalaciones deportivas», avanzó Fernández Merayo. También ella explicó que, en previsión de construir el colegio mayor en el edificio de la Escuela Hogar, éste ya ha sido conectado a la red de calor que se está desplegando en la actualidad.

«Espero, pero no puedo asegurar nada, que antes de final de año ya haya cierta actividad de obras», aseguró el rector de la Universidad de León. Eso sí, como dijo el consejero de Educación, «las obras son seres vivos y cada una sigue su curso», por lo que nada es seguro a estas alturas de la jugada. De hecho, lo que ayer presentaron las tres partes fue un anteproyecto. Ahora, el Ayuntamiento de Ponferrada deberá abordarlo el sesión plenaria y la institución universitaria en Consejo de Gobierno.

Más allá del curso lectivo

Una vez construido, el objetivo de la Universidad de León es que el colegio mayor de Ponferrada tenga actividad durante todo el año. También en verano. Para ello, convertirá en residencia disponible para quienes participen en los diferentes cursos de verano que organiza la ULE en el Campus de Ponferrada y también para los profesores adscritos a los programas de intercambio entre universidades que se celebran en la época estival.

Además, el rector Juan Francisco García Marín, no quiso pasar por alto que Ponferrada es Camino de Santiago y, como tal, podría servir, incluso, para dar servicio a los peregrinos. «Eso se puede aprovechar», subrayó la máxima autoridad de la ULE, satisfecho, como todos, por haber conseguido materializar un proyecto ansiado desde hace años, de momento sobre el papel, complicado pero que marcará un antes y un después para el Campus de Ponferrada y para la propia ciudad.

La ULE convertirá la Escuela Hogar de Ponferrada en un colegio mayor
Comentarios