lunes 17/5/21

USE vuelve a reclamar al alcalde reparar el paso elevado frente al castillo

Folgueral recuerda que la altura de ese

El grupo municipal USE Bierzo en el Ayuntamiento de Ponferrada volvió ayer hacer un llamamiento al equipo de gobierno para que rectifique una obra que, según dicen los de Samuel Folgueral, no ha hecho más que perjudicar al tráfico rodado de Ponferrada y que puede adecuarse a la normativa sin menoscabo de la seguridad de los viandantes, que no tiene por qué estar reñida con la integridad de los vehículos.

La actuación realizada en los pasos de peatones elevados de la avenida del Castillo, y en concreto el del arranque del Puente García Ojeda (en sentido descendente) «está mal ejecutada y resulta peligrosa tal», y como denunció en su momento USE Bierzo. En palabras del portavoz Samuel Folgueral «los responsables públicos tienen que ser conscientes de que cuando algo está mal ejecutado hay que resolverlo y adecuarlo a lo que indique el marco legal o las propias disposiciones técnicas». Afirma Folgueral que tales badenes «no actúan como reductores de velocidad, sino como un elemento circulatorio peligroso para la circulación vial, incumpliendo la Orden FOM/3053/2008 del Ministerio de Fomento por la que se aprueba la Instrucción Técnica para la instalación de reductores de velocidad y bandas transversales de alerta en carreteras de la Red de Carreteras del Estado», a la que alude la memoria técnica realizada por encargo de Alcaldía en octubre de 2020.

Dicha memoria, redactada por los servicios técnicos del Ayuntamiento, advierte de que «a falta de normativa de obligado cumplimiento, se tiene en cuenta la orden» mencionada. De tal modo que si se cumple con la orden de Fomento el paso de peatones frente al Castillo «incumple y debe ser eliminado en aras de la seguridad vial, puesto que el apartado 3.2.2. Limitaciones indica que no pueden instalarse reductores de velocidad en tramos con pendiente longitudinal superior al 5%.

Ese tramo de la avenida del Castillo supera el 10%, por lo que la Instrucción Técnica es la que indica que debe suprimirse, ya que además no resuelve los fines que persigue al ser un peligro tanto para turismos como para el transporte público dada su pendiente irregular en las rampas de entrada y salida, que dañan los vehículos». Estiman que si el mencionado paso elevado frente al Castillo debe ser eliminado, el que se encuentra en la misma avenida del Castillo (a la altura de Muebles Garve) «debe rectificarse en sus rampas de entrada y salida, fijando las longitudes a la velocidad impuesta en el vial puesto que la Instrucción habla de 1 a 1,25 m en las rampas para Zona 30, 1,50 m si es Zona 40 y hasta 2,50 m de rampa si es Zona 50, con lo que deben acompasarse a la velocidad que se pretende para el tramo para evitar elementos bruscos que puedan dañar a los vehículos privados e industriales».

Por lo tanto, solicitan al alcalde, Olegario Ramón «que asuma el error cometido y proceda a su subsanación, aunque sólo sea por el sentido común».

USE vuelve a reclamar al alcalde reparar el paso elevado frente al castillo
Comentarios