domingo. 04.12.2022
El viento arrancó de raíz una enorme acacia en la zona del antiguo economato de Compostilla. No hubo que lamentar daños y la Policía Municipal procedió a retirar el árbol caído. POLICÍA

Los vecinos de los alrededores del antiguo economato de Compostilla se llevaron un susto enorme en la noche del domigo al lunes después de que una enorme acacia cayera sin causar daños personales, derribada por el fuerte viento de la borrasca Bella. Agentes de la Policía Municipal procedieron a retirar el árbol caído a la vez que advertían desde sus redes sociales a los ciudadanos de extremar la precaución, con los parques cerrados. Los bomberos de Ponferrada también intervinieron ayer para retirar una persiana y una chapa en edificios de la calle Gómez Núñez y Mateo Garza que podían caer sobre el vial.

La fuerte borrasca también obligó a la Concejalía del área de Sostenibilidad Ambiental a aplazar para hoy, si el clima lo permite, la plantación de los 17 árboles de la especie Gingko biloba, o Nogal de Japón, que tenían previsto plantar en la avenida de la Libertad en sustitución de los plataneros que dañaban aceras y cimentaciones de casas.

El Ayuntamiento sí ha tenido tiempo de plantar, días atrás ejemplares de la veriedad Photina para sustituir a los tilos talados en el poblado de la MSP del barrio del Temple. Los nuevos árboles no alcanzarán el tamaño de los tilos que estropeaban la calle.

Gestión del arbolado

El alcalde de Ponferrada, Olegario Ramón, insistió ayer en la necesidad de planificar la gestión del arbolado para evitar que afecten a los viales e insistió en que por cada árbol que el Ayuntamiento tala plantará cinco. El estudio sobre el arbolado en el municipio sigue adelante y ya se han detectado algunos ejemplares en mal estado.

El viento derriba una acacia y obliga a aplazar la plantación de Gingkos bilobas
Comentarios