sábado. 13.08.2022

El viento vuelve a traer de cabeza a las brigadas en Montes y en Puente

Trabajadores de la pizarra afectados y la N-536 fue cortada anoche en el límite de provincias
                      La Guardia Civil en Puente, en el enlace viario a San Pedro. A. F. BARREDO
Un helicóptero descarga en la zona de Puente. ANA F. BARREDO

Van cuatro días de pesadilla en los montes del Bierzo y el viento del oeste no da tregua a las brigadas forestales, al avivar focos de incendios que habían sido aplacados. Por la mañana, las llamas apenas son perceptibles y los montes supuran un humo incesante que se extiende por toda la comarca y que se hace en algunos puntos irrespirable para las personas más vulnerables. Por la tarde, cuando se cree que todo está a punto de terminar con los fuegos extinguidos, las llamas vuelven a reavivarse.

Esto hace que los vecinos de las poblaciones afectadas, como los de Puente de Domingo Flórez, se mostrasen ayer tarde de nuevo desconcertados y temerosos. Cuando todo parecía que estaba encarrillado, las llamas enfilaron ladera abajo del Coto en dirección a las primeras casas del barrio de La Arquela. Una de las mujeres afectadas contaba que pasaron la noche anterior vigilando la vivienda por si se acercaba el fuego, y para esta noche de miércoles a jueves, aseguraba que harían lo mismo con el fin de tratar de prevenir y salvar lo que se pueda.

El alcalde de Puente, Julio Arias, ha estado estos días en primera línea del operativo y comentaba que «la cosa a vuelto a ponerse fea». Tanto que confirmaba el cierre al tráfico de la Nacional 536, impidiendo el paso de los vehículos desde Puente hacia Galicia.

Otro de los puntos calientes se daba en la zona de Quereño, población gallega que hace su vida cruzando el puente del Sil hacia Puente, donde están las tiendas y demás servicios públicos. A medida que avanzaba la tarde, el nerviosismo de la población volvía a ponerse de manifiesto. La Ume se desplazó al lugar. Se temía que las brasas cruzasen el río y repitiesen la mala jugada del día anterior en Salas. Por la mañana 400 trabajadores de las canteras de San Pedro llegaron tarde al trabajo al estar cortada la carretera.

A casa Ozuela y Rimor

En cuanto a la situación en Montes de Valdueza, sigue siendo preocupante. El incendio avanza en lenguas de fuego kilométricas en tierras de Peñalba. Por la tarde, se permitió a los vecinos de Rimor, Ozuela, Ferradillo y San Adrián volver a casa. El director de Patrimonio Natural y Forestal, José Angel Arranz, expresó la preocupación de la Junta por la actividad de los fuegos.

La Guardia Civil en Puente, en el enlace viario a San Pedro. A. F. BARREDO
La Guardia Civil en Puente, en el enlace viario a San Pedro. A. F. BARREDO

El viento vuelve a traer de cabeza a las brigadas en Montes y en Puente
Comentarios