miércoles. 08.02.2023
                      El busto que hoy se inaugura. DL
El busto que hoy se inaugura. DL

Desde Bélgica pidieron que en Villafranca del Bierzo se ubicase un monumento jacobeo colocado al pie del albergue Ave Fénix para reconocer la labor de Willy Derveaux, el ex monje belga que consiguió que los jóvenes condenados por delitos menores eviten ir a la cárcel si peregrinan a Santiago. Hoy se inaugura ese monumento.

Hace casi 50 años un extraordinario ex monje belga, Willy Derveaux, emprendió el Camino con 2 jóvenes condenados por delitos menores en un proyecto piloto dentro del sistema de protección juvenil de su país. Los jóvenes, alejándose literalmente de un pasado infernal, descubrieron sus propias fortalezas y tomaron nuevas decisiones.

Willy solo escuchó y caminó a su lado. Fue en ese primer viaje cuando llegaron a Villafranca del Bierzo y conocieron a Jesús Jato y su refugio de peregrinos, siempre abierto, y el único que había como tal para pernoctar en aquella época. Willy no sólo fue pionero del Camino en Bélgica, sino que posteriormente siguió caminando de allí a Compostela en años consecutivos: 1982, 1983, 1984, 1985, 1986.

Lo hizo siempre como educador, acompañando a los jóvenes condenados, y al hacerlo, dio a luz a un nuevo proceso en el cuidado de éstos, que acabó dando lugar a la organización Oikoten. Oikoten se inspira en los peregrinos presos que en la Edad Media se liberaban de la pena si caminaban hasta Compostela, haciendo lo mismo con los jóvenes que están en situaciones límite dentro de procesos penales, aquellos que ya sólo pueden experimentar medidas más y más duras y represivas por parte de las instituciones.

Estos jóvenes condenados por delitos menores evitan ir a la cárcel si acceden a la redención definitiva de su pena peregrinando a Santiago. Willy Derveaux terminó su vida en Compostela, donde reflejó el ejemplo de Jato, al recibir ‘simplemente’ a los jóvenes peregrinos al final de su experiencia de cambio de vida. En agosto de 2021 Willy Derveaux falleció en Córdoba. Posteriormente, Hans Claus, artista belga y director de la prisión donde Willy Derveaux trabajó (Tras la experiencia en el Camino de Santiago Willy decidió dedicar su vida a ser guardia de prisión), ha decidido erigir un busto que reconozca la labor de este hombre extraordinario.

Villafranca descubre hoy el busto de un monje que evitó cárcel a jovenes
Comentarios