sábado. 02.07.2022
El consejero de Bankia imputado tiene este chalé en Villafranca.

En Villafranca es la comidilla de los que conocen sus orígenes. Uno de sus vecinos, con un imponente chalé emplazado en una de las zonas con mejores vistas de la villa del Burbia (el Cotelo), José Antonio Moral Santín, aparece como uno de los 30 consejeros imputados por la Audiencia Nacional, acusados tras la denuncia de UPyD de la gestión que ha llevado a la catástrofe económica a Bankia y con una «grave» repercusión en la economía nacional.

José Antonio Moral Santín, de 62 años, sentado hasta ahora en el consejo de administración como vocal de Izquierda Unida, perdió su discrepción mediática hasta sonrojar a los dirigentes de IU al conocerse a comienzos de este año —en pleno azote de la crisis económica— que su sueldo como representante de la coalición de izquierdas es de 526.000 euros al año. Desglosado, el vocal berciano de IU por la asamblea de Madrid en Bankia recibió en el 2011 278.000 euros del Banco Financiero y de Ahorros (BFA) y otros 231.000 de Bankia, además de otros 17.000 euros de Caja Madrid antes de su incorporación al citado BFA. Como dato de referencia, sus ingresos en Bankia quintuplican a los del presidente del Gobierno.

Tras desembarcar desde Villafranca en Madrid en 1968 para emprender sus estudios universitarios, empezó como militante comunista de base en el PCE. Pero ha sabido escalar en el estatus social desde la presidencia de Telemadrid en la década de los noventa hasta la cúpula directiva de Caja Madrid (la llegó a presidir unos días en el 2009 tras una indisposición de Miguel Blesa), llegando a los consejos de la Corporación Financiera de la Caja, de la aseguradora Mapfre y Mapfre América.

Licenciado en Ciencias Políticas y Económicas por la Complutense y catedrático de Economía Aplicada, José Antonio Moral Santín solicitó ayer su suspensión temporal de afiliación de IU mientras dure el proceso judicial abierto contra él por la Audiencia como consejero de Bankia, según confirmaron ayer a Efe fuentes de IU-Madrid. Moral Santín solicitó su baja temporal de la federación madrileña de IU después de que el alto tribunal admitiera a trámite la querella de UPyD contra Bankia, BFA y sus consejeros, y citara como imputados al expresidente Rodrigo Rato y a más de treinta consejeros del grupo y su matriz, BFA, entre ellos José Luis Olivas, expresidente de Bancaja, y el exministro Ángel Acebes. El coordinador de IU-Madrid, Gregorio Gordo, ha explicó a Efe que Moral Santín ha adoptado esta decisión para que «en ningún caso» se pueda relacionar a la federación con el asunto de Bankia y ha valorado que haya ido «más allá» de lo que exige el código ético de IU, que contempla medidas de sanción en el momento en que se abre un procedimiento judicial y no antes. Izquierda Unida junto a varias asociaciones y sindicatos presentó un manifiesto en el que defienden la creación de una comisión de investigación sobre la crisis de las entidades financieras.

El villafranquino imputado en Bankia se da de baja en IU